Cómo salir de un laberinto (usando las matemáticas)

Ashley Batz

Los laberintos siempre nos han resultado fascinantes. Además, vuelven a estar de moda, desde la ficción de HBO Westworld, hasta el regreso de la serie de televisión británica The Crystal Maze. Pero los laberintos han existido desde hace milenios y uno de los más famosos, el laberinto del Minotauro, juega un papel protagonista en la mitología griega.

Según cuentan Ruth Dalton, profesora de Usabilidad y Visualización de Edificios y Nick Dalton, experto en Computación y Comunicaciones, ambos de la Universidad de Northumbria (Reino Unido), en este artículo de The Conversation, los algoritmos con los que se crean los laberintos suelen responder a dos patrones principales: los que comienzan con un solo espacio delimitado y luego lo subdividen con paredes (y puertas) que producen, a su vez, sub-espacios cada vez más pequeños; y los que comienzan con un mundo lleno de zonas desconectadas y luego derriban paredes para crear caminos o rutas entre ellas.

Pero por si acabas encontrándote en algún laberinto del que quieras salir (no vamos a preguntarte cómo has llegado allí), estos expertos tienen técnicas diferentes para cada uno de los dos tipos, primero tienes que asegurarte de cuál es el tuyo. “La mayoría de los métodos funcionan para los laberintos simples, es decir, los que no tienen atajos furtivos (a través de puentes o bucles de paso) o trayectos circulares que conducen de nuevo a donde comenzaron. El método más conocido es el seguimiento de la pared”. El procedimiento parece sencillo: se coloca una mano en una de las paredes y se camina sin perder en ningún momento el contacto entre la mano y este muro. Aseguran que si lo haces, en algún momento saldrás (aunque no con un 100% de seguridad si la entrada o la salida se encuentran en el centro del laberinto). “Esto se debe a que si te imaginas recoger la pared de un laberinto y estirar su perímetro para eliminar cualquier rincón, se acabará formando algo como un círculo, parte del cual debe constituir el límite exterior del laberinto”.

La cosa se complica si te has metido en un laberinto más intrincado. Los expertos advierten de que algunos “están deliberadamente diseñados para frustrar, como el laberinto de setos de Escot's Garden en Devon (Reino Unido), que contiene no menos de cinco puentes”.

Escot's Garden.  /visitsouthdevon.co.uk

Aún así, no pierdas la calma. Aseguran que hay un método de escape que funciona en todos los tipos. El algoritmo de Trémaux. Para ello, debes tener a mano algo que ir esparciendo, del mismo modo que hacían Hansel y Gretel en el cuento con las miguitas de pan. Y, muy importante, recordar estas reglas:

1. Si llegas a un cruce que no has encontrado previamente (lo sabrás porque ninguno de los caminos posibles tiene migas de pan), selecciona un camino al azar.

2. Si uno de los caminos es nuevo, pero el resto no, elige el camino inexplorado.

3. Si todos los caminos están explorados, elige el que menos veces haya sido cruzado (si todos tienen una sola marca, vuelve a elegir al azar)

4. Lo más importante: nunca selecciones un camino por el que ya hayas pasado dos veces.

Según los autores, este método garantiza que, alguna vez, saldrás del laberinto. Lo que no dicen es cuánto vas a tardar.

Beatriz de Vera

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.

Leer también

A inicios de mes, el 3 de noviembre, la República Popular China lanzó el primer cohete de carga pesada de su historia, el Larga Marcha-5, hito considerado el más grande de todos los avances espaciales del gigante asiático. Dicho lanzador empata la capacidad del imponente Delta-4 Heavy estadounidense, que puede enviar hasta 25 toneladas a la órbita baja de la Tierra. La misión pone al país presidido por Xi Jinping en una posición inmejorable en la carrera espacial y es una muestra más de cómo China es “con pleno derecho, la nueva gran potencia de la exploración espacial”, según el astrofísico Antonio Eff-Darwich. El académico y catedrático de la Universidad de la Laguna brindó una entrevista a N + 1 analizando alcances y potencialidades de aquel país en el referido campo.

China es, “con pleno derecho, la nueva gran potencia espacial” [ENTREVISTA]

Desde que Pokémon Go salió al mercado a inicios de julio de 2016, la pregunta que todos los analistas y consumidores se han hecho es, ¿hasta cuándo durará el interés por el juego? En la industria de juegos móviles, esta pregunta se puede contestar utilizando las herramientas de análisis para medir la adquisición, retención y monetización del juego a lo largo del tiempo. Los números indican que, si bien se ha alejado notablemente de los picos de su mejor momento, Pokémon Go aún sigue vigente como uno de los juegos más importantes del momento.

¿Se acabó el auge de Pokémon Go?