Este sensor detecta marcadores de enfermedades solamente en el aliento

Los investigadores hicieron sensores de películas delgadas porosas de plásticos conductores orgánicos con el objetivo de convertirlos en dispositivos portátiles, desechables para la vigilancia médica y ambiental (Foto: L. Brian Stauffer).

Un estudio de la Universidad de Illinois, publicado en la revista Advanced Functional Materials, da cuenta de un pequeño y delgado dispositivo sensor, a base de plástico orgánico, capaz de detectar marcadores de diversas enfermedades respiratorias tan solo con el aliento o advertir toxinas en el aire de un recinto al contacto con su atmósfera.

El grupo de investigación liderado por el profesor de ingeniería química y biomolecular Ying Diao desarrolló el dispositivo explorando la sensibilidad que puede adquirir este material en función a su porosidad y demostró que el sensor es capaz de monitorear el amoníaco en la respiración, un signo de insuficiencia renal, incluso aún cuando su concentración es demasiado baja como para ser percibida en el aliento mediante el olfato humano.

Ello es posible gracias un método de impresión desarrollado que permite aumentar el número de poros directamente en el dispositivo, aumentando hasta en 10 veces la reactividad del material: “Podemos registrar hasta una parte por billón”, señala Diao.

Para su primera demostración del dispositivo, los investigadores se centraron en el amoníaco como marcador para la falta del riñón. El monitoreo del cambio en la concentración de amoníaco podría dar a un paciente una señal de alerta temprana para llamar a su médico para una prueba de función renal, dijo Diao.

El material que eligieron es altamente reactivo al amoníaco, pero no a otros compuestos en la respiración. No obstante, al cambiar la composición del plástico del que está hecho el sensor, podrían crearse dispositivos dedicados a la detección de otras sustancias. De hecho, los investigadores han creado un monitor ultrasensible al medio ambiente para detectar el formaldehído, un contaminante común en interiores de edificios.

"En el ámbito clínico, los médicos utilizan instrumentos voluminosos, básicamente del tamaño de una gran mesa, para detectar y analizar estos compuestos. Queremos distribuir un chip de sensor barato a los pacientes para que puedan usarlo y tirarlo", asegura el científico.

El grupo está trabajando para crear sensores con múltiples funciones para obtener una imagen más completa de la salud de un paciente.

Investigaciones anteriores han intentado utilizar semiconductores orgánicos para la detección de gases, pero los materiales no eran lo suficientemente sensibles para advertir trazas de marcadores de enfermedades en la respiración.

En febrero último, se reportó que científicos de los Estados Unidos creó un sistema capaz de detectar la influenza o gripe con solo analizar el aliento de los pacientes.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.