Detectan nueva anomalía en la supuesta “superestructura alienígena” en el espacio

La imagen en ultravioleta (izquierda) e infrarrojo de la más reciente variación en el brillo de la estrella.

A cerca de 1.300 años luz de la Tierra, en la constelación de Cygnus y cerca la de Lyra, con 1,43 masas solares, la estrella KIC 8462852 o Estrella de Tabby (la astrónoma de Yale Tabetha Boyajian lideraba el equipo que empezó a estudiar a fondo este astro) o la Estrella WTF acaba de estrenar un nuevo capítulo en la novela de misterio que protagoniza desde 2015.

Este viernes 19 de mayo, la estrella comenzó a oscurecerse nuevamente, continuando así su historial de misteriosas fluctuaciones de brillo, por lo que la comunidad astronómica ha redoblado los esfuerzos a través de la observación telescópica a fin de descifrar la naturaleza de sus extraños cambios. Boyajian y su equipo detectaron que el brillo de la estrella, en uno de sus bruscos cambios, podía caer hasta en 22% antes de restablecerse a la normalidad.

Luego, en 2016, una revisión de viejas placas fotográficas reveló que la luz de KIC 8462852 se atenuó en un 14% entre 1890 y 1989 y se apagó en un 3% más durante los cuatro años que fue observada por el Observatorio Espacial Kepler.

Dichas variaciones irregulares, como en ninguna otra estrella, han suscitado a lo largo de los años diversas teorías, siendo acaso la más popular la que sugiere que en realidad la estrella no es sino una megaestructura espacial alienígena y que incluso envía de esta manera señales a lo largo y ancho del universo.

A partir de la mañana del viernes, parecía que la curva de luz que venía de la estrella apenas había comenzado a bajar, ofreciendo a los observatorios la oportunidad de registrar la mayoría de los ciclos de oscurecimiento del astro.

El hecho fue confirmado por la misma Boyajian a través de su cuenta en Twitter.

Algunos artículos científicos recientes han ofrecido nuevas teorías sobre lo que puede estar produciendo los cambios, atribuyéndolos, por ejemplo, a procesos internos de la estrella que podrían estar causando que su campo magnético global se mueva, dando lugar a un cambio en el flujo. Otro trabajo de investigación sugiere que, en lugar de ser cometas los que pasen frente a la estrella como se preconizó anteriormente, los flujos más bajos de brillo son causados por nubes de polvo asociadas con cuerpos parentales masivos que orbitan la estrella anfitriona.

Debido a que la estrella de Tabby ha cultivado un aire tan misterioso, la respuesta a su nuevo oscurecimiento ha sido rápida y entusiasta, con algunas observaciones telescópicas de la estrella ya planeadas en los próximos días.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.