Terapia de observación directa reduce mortalidad del TBC

El seguimiento de cerca de parte de los profesionales de la salud parece beneficiar en gran medida la terapia contra la TBC MDR (Foto: ATS).

La terapia por observación directa (DOT, por sus siglas en inglés) para la tuberculosis multi drogorresistente (MDR) está asociada con una disminución del 77% en la mortalidad por este mal en los Estados Unidos, en comparación con terapias autoadministradas, de acuerdo con una investigación de casos observados entre 1993 y 2013, presentada en la conferencia internacional de la American Thoracic Society 2017. De los 3.434 pacientes con TBC MDR observados en el estudio, 709 murieron durante el período de seguimiento. La proporción de pacientes con DOT aumentó de 74% durante 1993-2002 a 95% durante 2002-2013.

La tuberculosis MDR es una variante fortalecida de la enfermedad, resistente al menos a la isoniazida y a la rifampicina, dos de los principales agentes terapéuticos utilizados para tratar este mal, por lo que el combate a esta enfermedad suele requerir de esfuerzos y recursos redoblados. De ahí la importancia de la DOT, que permite recuperaciones más rápidas y puede requerir solo tomar los medicamentos 2 o 3 veces por semana, en lugar de todos los días.

La DOT, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estadounidense (CDC), consiste en una estrategia para la administración disciplinada de los fármacos contra la TBC: “[El paciente] se reunirá con un miembro del personal de salud todos los días o varias veces por semana en un lugar acordado por ambos. Puede ser la clínica especializada en tuberculosis, su casa, su trabajo o cualquier otro lugar conveniente. Tomará sus medicamentos en ese lugar, bajo la supervisión de ese trabajador de la salud”.

"La terapia directamente observada ya está recomendada para tratar todas las formas de tuberculosis, pero es valioso tener estos datos sobre la efectividad entre los pacientes con TB MDR", dijo Jorge Salinas, MD, autor principal del estudio y oficial de servicios de inteligencia epidémica en los Centros para Enfermedades Control y Prevención de la División de Eliminación de la Tuberculosis. "Queríamos evaluar si la estrategia influyó en la mortalidad en pacientes con TBC MDR".

Entre los pacientes con este mal también se detectó en el estudio que:

  • 34% estaban infectados con el VIH
  • 18% tenía un diagnóstico previo de enfermedad de TBC
  • 17% tenían una resistencia adicional a los fármacos
  • 88% nació en un país asiático o hispano

El estudio ajustó los hallazgos de mortalidad para estas y otras características y encontró que en todos los grupos demográficos y clínicos que se sometieron a la DOT tuvieron una mortalidad significativamente menor.

No obstante, el efecto protector de la DOT puede provenir una o varias otras medidas de apoyo que usualmente la acompañan, como la asistencia de transporte o la provisión de estampillas de comida, dijo Salinas. Aun así, los hallazgos refuerzan la idea de que todos los pacientes con TBC MDR deben recibir DOT y otras medidas que aseguren que completen su tratamiento.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.