Nuestros antepasados ya caminaban erguidos hace 3.3 millones de años

Vértebras del esqueleto Selam. /Zeray Alemseged, Universidad de Chicago

Del mismo modo que otras partes de su anatomía, la columna vertebral de los humanos comparte características con la de otros simios. Solo somos nosotros, sin embargo, quienes tenemos la capacidad de caminar erguidos, por lo que hay determinadas particularidades de la espina dorsal que son determinantes para la especie, como por ejemplo, que disponga de menos vértebras torácicas, pero más vertebras dorsales que la de otros primates. Pese a ser un patrón fundamental para estudiar la evolución del ser humano, encontrar un conjunto fósil de vértebras completo y bien preservado resulta complicado.

Ahora, un esqueleto de 3,3 millones de años ha dado a científicos de la Universidad de Chicago (EEUU) la clave para establecer que, varios millones de años antes de lo pensado, el ser humano había desarrollado ya partes de la columna vertebral que le permitían realizar movimientos para caminar de un modo más eficiente. Este fósil, conocido como Selam (que en amárico etíope significa paz) es un esqueleto casi completo de una niña de unos dos años y medio, descubierto en Etiopía en el año 2000 por el profesor Zeray Alemseged, autor principal del reciente estudio, publicado en PNAS.

La columna vertebral encontrada es la más completa de homínido conocida hasta ahora e incluye vértebras, cuello y caja torácica. Durante años se conocían fragmentos de restos fósiles de algunas especies tempranas que sugerían un desplazamiento de las vértebras torácicas a las lumbares. Los nuevos estudios confirman esta teoría y señalan que este fósil es el primer ejemplar que, al igual que los humanos modernos, presenta solo doce vértebras torácicas y doce pares de costillas, menos que el resto de los simios y una configuración poco habitual en un humano temprano. Selam perteneció a la especie Australopitecus afarense, cuya principal representante es la famosa Lucy, la abuela de la humanidad.

Los restos se estudiaron en el Laboratorio Europeo de Radiación Sincrotón en Grenoble (Francia), con tecnología de imágenes en alta resolución para visualizar los huesos de manera virtual, ya que de otro modo, según los investigadores, habría sido imposible observar algunos aspectos de las vértebras.

Este tipo de noticias nos recuerda que los conocimientos que tenemos sobre la evolución humana no tardan en quedarse obsoletos. En los últimos meses, la ciencia ha calculado por fin la edad de una especie ancestral humana llamada Homo naledi, especulado sobre la idea de que los neandertales podrían haber llegado a Norteamérica mucho antes de lo que se pensaba e incluso con que los primeros homínidos no salieron, como se suponía, de África, sino de la zona de Los Balcanes, en Europa del Este. Y sabemos que los restos del ancestro más antiguo del hombre son los de Lucy, una australopithecus afarensis de 3,2 millones de años de antigüedad, hallada en 1974 en Etiopía. Pero desde esta primera humana ¿sabes cuántas especies han existido, evolucionado y se han relacionado entre ellos para dar lugar al ser humano moderno? Haciendo click en este enlace puedes consultar lo que, hasta ahora, conocemos, de nuestro árbol genealógico.


Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de
Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.