Hackers burlan fácilmente el escáner de iris del nuevo Samsung Galaxy S8

Chaos Computer Club

El portal de hackers alemanes Chaos Computer Club ha compartido un método simple para engañar al escáner de retina de los nuevos smartphone Samsung Galaxy S8. Con solo tener una fotografía de la iris del propietario y unos lentes de contacto, es posible pasar la protección de seguridad del equipo sin mayor problema, reportó el portal The Next Web. 
 
Los escáneres biométricos han sido considerados como un método conveniente y confiable de autenticación de un dispositivo. Sin embargo, y justamente debido a su popularidad, tanto los especialistas de seguridad informática como los hackers han empezado a prestar más atención a la búsqueda de distintos modos de engañar a estos sistemas. Como parte de este reto, el portal de hackers Chaos Computer Club se hizo famoso en 2014 por reconstruir las huellas digitales de la ministra de defensa de Alemania, Ursula von der Leyen, gracias a fotografías en alta resolución encontradas en los portales de noticias.  
 
Esta vez, ese mismo grupo de hackers ha demostrado cuán fácil es falsificar la iris del propietario de un Samsung Galaxy S8 y engañar al lector del escáner. Para lograr este objetivo, el hacker necesita tener una fotografía en infrarrojo del ojo del propietario, así este se encuentre a una mediana distancia.  
 


Luego de que se obtiene la fotografía, se procede a imprimir con una impresora a láser (para hacer la demostración con un toque de ironía, los hackers emplearon una impresora de la marca Samsung). Una vez impresa la fotografía del iris, solo basta colocar un lente de contacto encima y poner la hoja delante del escáner: el equipo “reconoce” el iris y desbloquea la pantalla de inmediato.  
 
Para proteger los equipos electrónicos e información importante, los representantes de Chaos Computer Club recomiendan a los usuarios emplear métodos tradicionales de autenticación, como una contraseña PIN.
 
Esta no es la primera vez que se descubre un método accesible y simple para engañar escáneres biométricos. Previamente, especialistas en seguridad informática de la Universidad del Estado de Michigan hackearon el escáner de huellas digitales del Samsung Galaxy S6 y el Huawei Honor 7 empleando una impresora de chorro de tinta, tinta conductiva y papel satinado (glossy). 
 
Nicolás Vorontzov
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.