Putin: Rusos “patrióticamente preocupados” habrían estado tras hackeo en elecciones de EEUU

El presidente ruso Vladimir V. Putin declaró hoy que hackers rusos "patrióticamente preocupados" podrían haber estado implicados en los ciberataques el año pasado que ayudaron al triunfo electoral de Donald J. Trump, hoy presidente de los Estados Unidos.

Putin negó nuevamente que estos hackers hayan actuado con el conocimiento, la anuencia o el apoyo de su gobierno, pero, aun así, las declaraciones dadas en una conferencia de prensa en San Petersburgo marcan un cambio en las anteriores posturas mostradas por Rusia, acerca de que desde su país no se había desarrollado ninguna injerencia informática sobre el proceso electoral estadounidense, en la forma de espionaje al Comité Nacional Demócrata (partido rival del republicano, de Trump).

Putin dijo que los hackers "son como artistas" que eligen a sus objetivos dependiendo de cómo se sienten "cuando se despiertan por la mañana": "Si tienen una mentalidad patriótica, comienzan a hacer sus contribuciones -que son correctas, desde su punto de vista- a la lucha contra los que dicen cosas malas sobre Rusia".

A su vez, en anteriores oportunidades, Trump ha rechazado las acusaciones de intromisión rusa, a pesar de que tres agencias de seguridad estadounidenses —la CIA, el FBI y la Agencia Nacional de Seguridad (NSA)— han emitido informes que aseguran, o en el peor de los casos sugieren, que sí hubo injerencia de hackers rusos, algunos relacionados a agencias de seguridad de ese país. Los informes norteamericanos señalaron en su momento que el mismo Putin había dirigido una "campaña de influencia" a través de ataques cibernéticos y desinformación, a favor de Trump y en contra de la campaña de su rival, la demócrata Hillary Clinton.

Putin también ha sugerido que se trate de un complot orquestado para dirigir las acusaciones hacia su país: “Puedo imaginar que alguien esté haciendo esto de manera deliberada, construyendo la cadena de ataques para que el territorio de la Federación de Rusia aparezca como la fuente de ese ataque. Las tecnologías modernas permiten hacer ese tipo de cosas, es bastante fácil de hacer". Ello, en la misma línea de Trump, que había señalado a inicios de año que el ataque bien podría haber provenido de alguien del mismo Comité Demócrata.

Las vulneraciones de las informaciones referidas supusieron el franqueamiento de una serie de cuentas de correo electrónico y la difusión de mensajes privados entre funcionarios del partido demócrata. La filtración de estas informaciones reveló los cismas y la interna del partido. Asimismo, durante el proceso, una intensa campaña de desinformación se vio desenvuelta no solo en portales sino también en redes sociales como Facebook.

De hecho, en su momento, fueron formuladas varias acusaciones contra la red de Mark Zuckerberg, en el sentido de que había poco o nulo control sobre la veracidad y falsedad de las informaciones que ahí se compartían. El Pew Research Center encontró que el 44% de los estadounidenses reciben sus noticias de Facebook. Mientras que un análisis realizado por BuzzFeed arrojó que el 38% de las informaciones compartidas por tres importantes páginas de derecha en Facebook incluía "información falsa o engañosa", mientras que otras tres páginas de izquierda hicieron lo mismo en el 19% de sus actualizaciones.

De ahí que el mismo Zuckerberg haya implementado a inicios de año una serie de medidas a favor del control y denuncia de informaciones falsas en Facebook.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.