Leggings deportivas no reducen la fatiga muscular en los corredores, asegura estudio

Wexner Medical Center, the Ohio State University

Un equipo de ingenieros del Wexner Medical Center de la Universidad Estatal de Ohio ha descubierto que las leggings de compresión no reducen la fatiga muscular y tampoco interfieren favorablemente en velocidad y duración de una sesión de running. La investigación, que tuvo un auspicio del centro de investigación de Nike, fue presentada en la conferencia anual del American College of Sports Medicine’s. La noticia fue publicada en el portal del centro médico.  
 
Las prendas deportivas de compresión se han vuelto muy populares entre los corredores amateur y profesionales en los últimos años. Estudios previos han demostrado que las leggins de compresión ayudan a disminuir las lesiones en el tendón y disminuyen el tiempo que necesita un músculo lesionado para su recuperación. Entre la comunidad deportiva, se tiene la creencia de que las prendas compresoras reducen la vibración muscular, especialmente durante las carreras de mucho esfuerzo, mitigando la fatiga. El presente estudio descartó la veracidad de estas ideas.  
 
Durante el estudio participaron 17 deportistas, quienes en el transcurso de dos días realizaron dos sesiones de trote de media hora cada una. En la primera sesión, ellos llevaron puesta una media de compresión; en la segunda, no. Los participantes debían correr a una velocidad del 80% de su máxima potencia. Los investigadores observaron la posición del cuerpo del corredor, así como la fuerza con la cual aterrizaba y despegaba el pie del suelo. Antes y después de la sesión, se midió que tan alto podían saltar los deportistas así como la fuerza que tenían sus piernas en ese momento.
 
Los resultados demostraron que, a pesar de que las leggings compresoras sí disminuyen la vibración muscular, este efecto no previene la fatiga muscular. Los participantes saltaron a la misma altura y sus piernas tuvieron la misma fuerza después de la sesiones con y sin leggings compresoras. Sin embargo, el director de la investigación, Ajit Chaudhari, asegura que el uso de estos leggings contribuye a crear un efecto psicológico positivo en el deportista, lo cual es una razón suficiente para llevarlas puestas durante una sesión de running. 

Previamente, los investigadores demostraron que las zapatillas de suela curva (tambén conocidas como “inestables”) son buenas para el abdomen y la espalda. Durante el entrenamiento, estas zapatillas, a diferencia de las comunes, no solo hacen que la persona use los músculos de la pierna, también incrementan el esfuerzo de los músculos de todo el cuerpo y el movimiento de la columna. 
 
Catalina Rusakova
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.