Hallado el hongo fósil más antiguo hasta la fecha

Gondwanagaricites magnificus. /Illinois History Survey

Hace aproximadamente 115 millones de años, cuando el antiguo supercontinente Gondwana se estaba fragmentando, un hongo cayó en un río y comenzó un viaje improbable. Su destino final como un fósil mineralizado conservado en piedra caliza en el noreste de Brasil lo convierte en una maravilla científica, informan los autores de su hallazgo en la revista PLOS ONE.

La laguna en la que se hundió era altamente salina, por lo que acabó cubierto bajo multitud de capas de sedimentos finos. Según cuentan los autores, científicos del Illinois History Survey (EE.UU.), después de mucho tiempo, el hongo se mineralizó y sus tejidos fueron reemplazados por pirita, que más tarde se transformó en el mineral goethita.

Hasta ahora, los hongos fósiles más antiguos encontrados eran unos del sudeste asiático, de hace unos 99 millones de años, y habían sido conservados en ámbar. Los investigadores piensan que este es una manera mucho más probable de que un hongo se conserve, ya que la resina que cae de un árbol directamente sobre el suelo del bosque podría fácilmente preservar ejemplares. Y afirman que las posibilidades de haber encontrado este ejemplar, teniendo en cuenta los obstáculos que tuvo que superar para llegar allí, ser mineralizado y preservado durante 115 millones de años, son minúsculas.

Los investigadores colocan el hongo en el orden Agaricales y lo han llamado Gondwanagaricites magnificus. El hongo medía unos 5 centímetros de alto, y tal como revela laa microscopía electrónica, tenía branquias, en vez de poros o dientes, estructuras que liberan esporas y que pueden ayudar a identificar especies. Los expertos explican que los hongos evolucionaron antes que las plantas terrestres y son responsables de la transición de estas desde un medio acuático a un medio terrestre. Los hongos transportaron agua y nutrientes a las plantas, lo que les permitió adaptarse a un suelo seco, pobre en nutrientes. 

Muchas de las especies más antiguas que se encuentran son las tatarabuelas de las que podemos observar hoy en día, cuando no pertenecen directamente a líneas extintas. Sin embargo, numerosas especies de plantas domesticadas por antiguas civilizaciones de Sudamérica continúan dominando el bosque amazónico hasta el día de hoy, según reveló un grupo de científicos en un artículo de la revista Science. Los habitantes precolombinos de Sudamérica empezaron a domesticar plantas en los límites del bosque amazónico desde hace, por lo menos, 8 mil años, y muchas de las especies domesticadas en ese entonces siguen siendo cultivadas por sus descendientes en el presente.

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.