Pescadores descubren a rarísima marsopa de dos cabezas

Deinsea, 2017

Hace pocos días vimos cómo un tipo de gusano llevado al espacio por científicos desarrolló una segunda cabeza. Ahora, una nueva noticia que da la vuelta al mundo también da cuenta de una criatura de dos cabezas, aunque esta es un mamífero y no necesitó de ir al espacio para desarrollar esta rara condición. A fines del mes pasado, un grupo de pescadores holandeses capturó en el Mar del Norte a dos marsopas comunes siamesas (Phocoena phocoena). Se trataba de dos crías recién nacidas ya muertas que estaban ‘fusionadas’ prácticamente en su totalidad, con la excepción de sus cabezas. Los pescadores tomaron algunas fotos y temerosos de que el cadáver les trajera problemas (creyeron que sería ilegal mantener el espécimen a bordo), lo devolvieron al mar. Por fortuna, quedó el registro fotográfico.

Posteriormente, científicos de la Universidad de Rotterdam analizaron las fotos para aprender más sobre el extraordinario hallazgo. Más tarde, detalles de la especie fueron publicados en la revista Deinsea, del Museo de Historia Natural de Rotterdam.

Los siameses nacen muy rara vez (según estimados, 1 en 49 mil a 1 en 189 nacimientos) en personas. La mitad de ellos nace muertos y un tercio adicional no pasa de las 24 horas. También son conocidos casos en animales domésticos y de laboratorio: mamíferos, aves, reptiles en cautiverio y anfibios.

Mientras que las marsopas comunes son de los cetáceos más comunes en las mares nororientales europeos, la ocurrencia de gemelos siameses en la especie es altamente inusual. El equipo estima que los gemelos no sobrevivieron mucho tras haber nacido, al notar que sus aletas dorsales no se habían levantado siquiera. Otro detalle que refuerza la hipótesis fue que el ombligo aun estaba abierto. El tamaño de la criatura estimado por los pescadores fue de 70 centímetros de longitud y al menos 6 kg.

Se trata, según el trabajo, del segundo caso de gemelos, y el primer caso de gemelos unidos en la especie, el cuarto caso de parapagus dicephalus (dos cabezas en un torso) en cetáceos y el décimo caso de gemelos unidos en cetáceos. El cadáver, como explicamos antes, fue perdido y no podrá continuar siendo investigado por los científicos. 

No se sabe mucho sobre lo que causa el nacimiento de siameses en cetáceos. En humanos, los siameses son gemelos idénticos unidos físicamente. En gemelos idénticos, un embrión se divide en dos luego de la fertilización, pero en siameses, este proceso se detiene antes de completarse la separación.

 

Daniel Meza
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.