Los pumas tienen terror a las voces humanas, y eso es un problema [VIDEO]

Cuidado, se acercan los humanos.
Pixabay

Un equipo de investigadores estadounidenses descubrió que los pumas (puma concolor) tienen tanto miedo a los humanos que con solo oír su voz son capaces de hasta soltar una presa que están comiendo en esos instantes y huir corriendo. De esto da cuenta un estudio publicado en Proceedings of the Royal Society B.

Los hallazgos tienen particular importancia en tanto que el desarrollo se impone en el hábitat de estos felinos y propicia una mayor cantidad de encuentros con los humanos, perturbando a la especie y a otras que le siguen en su cadena alimenticia. 

Los pumas son felinos de gran tamaño, nativos de las Américas. Viven tanto en llanuras y montañas, en altitudes de hasta 4.700 metros y comen desde ratones, ardillas, grandes ungulados y hasta osos. A lo largo del continente, algunos de estos felinos causan daños en los cultivos, motivo por el cual las personas los cazan (aun estando prohibido por las legislaciones). Esto, a su vez, habría ocasionado que los depredadores sientan terror al sentir a humanos acercarse.

Estudios previos, demostraban que los felinos pasaban menos tiempo comiendo presas en alrededores de áreas pobladas, en tanto que cazaban más presas en lugares alejados de la gente. No estaba claro, sin embargo, cuál era la razón de este comportamiento.

En el nuevo trabajo, los científicos analizaron a pumas de las montañas de Santa Cruz, California. El equipo instaló un sistema remoto de monitoreo, equipado con sensores de movimiento, micrófonos y cámaras en lugares donde los pumas mataron y escondieron a sus presas. Al volver los depredadores por su ‘cena’, fueron sorprendidos por grabaciones de sonidos de ranas de alrededores, así como también humanos. Se condujo 29 experimentos en 17 animales.

Como resultado, los pumas casi siempre huyeron del sonido los humanos (el 83% de veces), y casi nunca huyeron del sonido de las ranas (solo una vez).

Asimismo, el equipo halló que los pumas toman más tiempo para volver a sus presas si oían a humanos, y reducían significativamente el tiempo de merienda (hasta en la mitad del tiempo, si este se compara con la reacción de los pumas que oyeron a las ranas).

Según dijo a NewScientist Justine Smith, investigadora de la Universidad de California, Santa Cruz, los resultados no sorprenden tanto como la magnitud de la reacción. Se esperaba que haya diferencias entre distintos pumas, pero casi todos evidenciaron fuertes sensaciones de miedo. El comportamiento también podría tener impacto en las presas: a menos tiempo pasado devorando a su presa, mayor es el número de muertes que los depredadores provocan, al no obtener toda su energía del sustento inicial.

El año pasado, un grupo de científicos y granjeros en Botswana inventaron un método poco convencional para espantar a los leones: pintar ojos en el trasero de las vacas.

 

 

Daniel Meza
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.