“Fulano estuvo aquí”, escribieron antiguos turistas en la tumba del faraón

En el marco de las investigaciones en la tumba del faraón Ramsés VI, un equipo de arqueólogos polacos ha descubierto unas inscripciones de antiguos visitantes en este sepulcro. Desde los tiempos antiguos se cree que este lugar también alberga los restos de uno de los héroe de la Guerra de Troya, Memnón, razón por la cual el sepulcro también fue considerado como un destino de peregrinaje. El nuevo hallazgo reveló un detalle curioso: las inscripciones de los antiguos “turistas” no son muy diferentes a las que realizan los visitantes actuales en sitios arqueológicos alrededor del mundo. Por ejemplo, no fue difícil encontrar inscripciones del tipo: “Fulano estuvo aquí”. La noticia del descubrimiento fue compartida en el portal Science and Scholarship in Poland.
 
Ramsés VI fue un faraón de la XX Dinastía, la cual forma parte de las dinastías agrupadas como Reino Nuevo. Su reino transcurrió entre los años 1145 y 1137 A.C. y, al igual que otros faraones de las dinastías del XVIII al XX, Ramsés VI fue enterrado en el Valle de los Reyes. 
 

Coloso de Memnón.
Antonio Beato (after 1832-1906) / Brooklyn Museum

El propósito de la investigación actual fue estudiar las inscripciones de los antiguos visitantes de la tumba de Ramsés VI. En las paredes del sepulcro, a lo largo de 100 m, los arqueólogos descubrieron más de mil inscripciones, la mayoría de las cuales fueron hecha con objetos punzantes y, en menor medida, con tinta roja. Asimismo, la mayoría de las escrituras fueron hechas en tiempos greco-romanos, hasta el s. IV D.C. Sin embargo, también se hallaron inscripciones en latín y otras lenguas. 
 
Las inscripciones más frecuentes fueron equivalentes a las que realizan los turistas actuales: “Aquí estuvo fulano de tal”, así como referencias a los lugares de nacimiento u ocupación de los visitantes. También se encontraron escritos más largos, como poemas, y tampoco faltaron las “recomendaciones” al más fiel estilo del portal TripAdvisor: “Yo estuve aquí y no me gustó nada, salvo el sarcófago”, “No se leer jeroglíficos”, “¡Me gusta!”. 
 
Una de las inscripciones tenía incluso una "conversación" a modo de un foro de internet: una persona escribió que le gustó el sepulcro y que sí pudo leer los jeroglíficos en los muros; entonces, alguien más añadió: “No puedo leer esa escritura”; y un tercer mensaje le responde: “No entiendo por qué te preocupa eso”. 
 

Tumba de Ramsés VI.
Hotepibre / Wikimedia Commons

Al analizar los nombre y lugares de origen de los visitantes, los arqueólogos dedujeron que a la tumba del faraón llegaron visitantes egipcios y de otros países cercanos. Entre ellos hubo médicos y filósofos cínicos y platónicos. “La tumba fue visitada por personas de alto estatus social, como los prefectos de Roma en Egipto, enviados por los emperadores, y también dirigentes de otras partes del país”, señala el director de la investigación, el profesor Adam Łukaszewicz de la Universidad de Varsovia. 
 
Entre los visitantes ilustres se encuentra el jefe militar Amr ibn al-As, conquistador árabe de Egipto del s. VII. Su inscripció es una de las más extensas, con 25 cm de largo. 
  

Fresco de la tumba de Ramsés VI con una parte del Libro de las Cavernas.
thebanmappingproject.com

Los arqueólogos también señalan que los visitantes tuvieron cuidado de escribir sin dañar los murales. “Algunas de sus inscripciones eran ‘inteligentes’. Por ejemplo, escribían sus nombres dentro de los dibujos del Sol, el símbolo de uno de los dioses egipcios”, dice Łukaszewicz.

Catalina Rusakova
¿Te gustó esta noticia? Coméntala y entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.