La NASA comparte esta animación del asteroide de Cheliábinsk, Rusia, de 2013

Simulación de la caída del asteroide Cheliábinsk.
NASA Ames/Darrel Robertson

Un equipo de físicos del Asteroid Threat Assessment Project (ATAP) de la NASA ha creado una simulación del colapso del asteroide Cheliábinsk, el cual explotó sobre una ciudad rusa del mismo nombre en febrero de 2013. La animación detallada se obtuvo gracias al procesamiento de una supercomputadora, y revela no solo el comportamiento del asteroide después de su fusión completa, sino la propagación de las ondas de choque. El objetivo principal de este modelo es evaluar cuáles serían los posibles daños que podría causar la caída de un meteorito aun mayor sobre la Tierra. El video fue publicado en la página oficial de la NASA Advanced Supercomputing, en donde también se encuentra la nota de prensa de la investigación.

La caída de un meteorito está acompañada de una enorme cantidad de procesos físicos, que son muy complejos de esquematizar en una simulación, ya que el impacto no sucede directamente sobre el terreno. Por el contrario, la onda de choque se forma durante la explosión del meteorito en el aire. Durante su vuelo, el cuerpo celeste ingresa a las densas capas de la atmósfera, en donde empieza a combustionar debido a la fricción del aire y el derretimiento de las rocas. La NASA preparó un programa especial para estudiar estos procesos. 
 
La compleja simulación se obtuvo gracias a una pequeña cantidad de información real sobre la caída de objetos celestes en la superficie de la Tierra, un evento que es muy raro de presenciar en vivo. El meteorito Cheliábinsk, en este sentido, ha sido un objeto conveniente, ya que su impacto fue registrado por una enorme cantidad de cámaras. Esta gran disponibilidad de tomas permite evaluar el periodo de demora y la intensidad de las ondas de choque de la explosión. 
 
Con ayuda de la supercomputadora Pleiades, los físicos pudieron reproducir cómo sería el impacto de un meteorito de 20 m de diámetro, como el de Cheliábinsk. Con este estudio, los científicos pudieron analizar el colapso del cuerpo durante su combustión y la formación de las ondas de choque. Según los autores, la simulación coincide con información precisa de cerca de un segundo del tiempo real. Como señala el ingeniero aeroespacial Michael Aftosmis: “Los impactos de asteroides son uno de los desastres naturales que realmente podemos predecir y luego tomar acción para proteger a las personas”.
 
Además de esta simulación, los científicos pudieron obtener varios escenarios distintos de la caída de un meteorito, como por ejemplo, cómo sería el impacto en el agua. Así, se pudo observar que la amenaza de un gran tsunami como consecuencia del impacto de un meteorito es una más bien sobredimensionada.
 
Las simulaciones de las caídas de meteoritos se usan no solo para predecir amenazas, sino también para estudiar la historia geológica del planeta. Así, gracias a los experimentos por computadora, se pudo descubrir el origen y la estructura del subsuelo del Mare Orientale de la Luna. 
 
Vladimir Koroliev
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.