Las personas que beben café parecen vivir más tiempo

(Foto: Pixabay)

El consumo de café se asoció con un menor riesgo de muerte debido a enfermedades del corazón, cáncer, apoplejía, diabetes y enfermedad respiratoria y renal para afroamericanos, japoneses, latinos y blancos, de acuerdo con una reciente investigación de la Escuela de Medicina Keck de la Universidad de California Sur, publicada en la revista Annals of Internal Medicine.

Las personas que consumían una taza de café al día tenían un 12% menos de probabilidades de morir en comparación con las que no tomaban café. Esta asociación fue aún más fuerte para aquellos que bebieron de dos a tres tazas al día —con probabilidad de muerte reducida en 18%.

El trabajo empleó datos del Estudio de Cohorte Multiétnico, que reúne la información de más de 215.000 participantes y se presenta como la investigación más étnicamente diversa que examina factores de riesgo en el estilo de vida que puedan conducir al cáncer.

El 17% de datos analizados correspondieron a afroamericanos; 7%, a nativos de Hawai; 29%, a japoneses-estadounidenses; 22%, a latinos; y 25%, a blancos, con edades de entre de 45 y 75 años al momento del reclutamiento. Los participantes contestaron cuestionarios sobre su dieta, estilo de vida y antecedentes familiares y personales. Informaron sobre su consumo de café cuando empezaron a participar en el estudio y luego cada cinco años, marcando en una escala de nueve niveles que iban desde "nunca o casi nunca" a "4 o más tazas diarias". También informaron si bebían café con cafeína o descafeinado. Durante el período de seguimiento —16 años— en promedio 16% de participantes informaron que no bebían café, el 31%, una taza por día, el 25%, de dos a tres tazas, y el 7% cuatro o más. El 21% restante tenía hábitos irregulares de consumo.

En ese lapso, 58.397 participantes (31%) murieron, principalmente por enfermedades cardiovasculares (36%) y el cáncer (31%).

Los datos fueron ajustados por edad, sexo, origen étnico, hábitos de fumar, educación, enfermedad preexistente, ejercicio físico vigoroso y consumo de alcohol.

La menor mortalidad entre bebedores de café estuvo presente independientemente de si bebían regular o descafeinado, lo que sugiere que la asociación no está ligada a la cafeína, dijo Veronica W. Setiawan, autora principal del estudio y profesora asociada de medicina preventiva en la Escuela de Medicina Kek.

"No podemos decir que beber café prolongará su vida, pero vemos una asociación", dijo Setiawan, quien añade que los resultados se aplican a otros grupos y minorías que tienen estilos de vida muy diferentes.

"El café contiene una gran cantidad de antioxidantes y compuestos fenólicos que desempeñan un papel importante en la prevención del cáncer", dijo Setiawan, que reconoce que este estudio no muestra la causalidad o señala qué sustancias en el café pueden reducir las chances de morir.

Pese a sus evidentes beneficios, el país con mayor consumo per cápita de café, Holanda, no pasa de las 2 tazas y media diarias, mientras que Finlandia lo sigue en segundo lugar, con 1,8 tazas, de acuerdo con estadísticas de Euromonitor. Pese a que Brazil y Colombia ocupan el primer y tercer lugar como principales productores mundiales de este cultivo, respectivamente, estos países alcanzan apenas las 0,48 tazas diarias por persona. Eso sí, en Latinoamérica, solo los supera Costa Rica, con 0,793 tazas diarias, mientras que España alcanza las 0,559.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.