Este nuevo instrumento convierte el pensamiento en música

El encefalófono se puede tocar con tan solo el pensamiento (Universidad de Washington).

Una noche de mayo de 2015, el neurocientífico y músico Thomas Deuel tomaba el escenario del Megapolis Audio Art Festival. Lo acompañaban músicos en el bajo, la guitarra y la batería; Deuel se unía a la banda armado únicamente con un dispositivo tejido sobre su cráneo. Mientras sus compañeros ejecutaban una pieza musical con sus instrumentos, el científico tomaba asiento y sin moverse, únicamente con su pensamiento, se sumaba a la ejecución con el sonido de un piano.

Hoy Deuel presenta una versión más avanzada, y probada ya por voluntarios, de su encefalófono, una plataforma que convierte la actividad cerebral en notas musicales. Él espera que este nuevo instrumento ayude a fortalecer y rehabilitar a los pacientes con discapacidades motoras, como los de accidente cerebrovascular, lesión de la médula espinal, amputación o esclerosis lateral amiotrófica (ELA), a fin de que desarrollen o recuperen su habilidad en la música.

Demostración previa del instrumento en el 38:48 (Microsoft Research/YouTube).

Para la creación del encefalófono, se empleó un electroencefalograma (EEG) para controlar el sonido de un sintetizador de piano. La potencia de señales de frecuencia alfa (un tipo de ondas cerebrales) de 8-12 Hz provenientes de la corteza visual o de la corteza motora se utilizó para crear una escala de potencia que luego se convirtió en una escala musical, que podría ser manipulada por el individuo en tiempo real. En otras palabras: los sujetos podrían generar diferentes notas de la escala tan solo con pensar en el movimiento o con abrir y cerrar los ojos. Deuel, investigador de la Universidad de Washington y del Centro Médico Sueco, autor del trabajo que publica la revista Frontiers in Human Neuroscience, señala que el uso del pensamiento relacionado a los movimientos resulta el más amigable para la manipulación del aparato y producción de notas musicales. De acuerdo con un video de una demostración del encefalófono, lo que se necesita es pensar en uno u otro lado, de acuerdo con Deuel, para dar con la tecla de la nota que se quiere tocar en el piano, con solo pensar en ello.

Así es como funciona la plataforma que hace posible convertir los pensamientos en notas musicales (Frontiers in Human Neuroscience).

El reciente documento también da cuenta de los resultados con voluntarios que probaron el equipo, sin contar con algún entrenamiento musical previo.

Quince sujetos normales novatos probaron su capacidad para alcanzar notas presentadas en períodos de prueba de 5 minutos. Todos fueron capaces de realizarlo con mayor precisión (lograron un promedio de 27,4 toques correctos, 67,1% de precisión con pensamientos de la corteza visual, 57,1% de precisión para pensamientos motores.

El encefalofón puede tener aplicaciones potenciales tanto como un nuevo instrumento musical para ser tocado sin necesidad de movimiento y como dispositivo de biofeedback terapéutico para pacientes que sufren de déficits motores (por ejemplo, esclerosis lateral amiotrófica (ELA), accidente cerebrovascular, amputación traumática).

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.