El rey israelita Salomón podría haber sido un faraón egipcio

Faraón egipcio Shoshenq I. /Ralph Ellis

Las legendarias minas del rey Salomón, que ayudaron al gobernante bíblico a acumular un escondite de oro por valor de más de 2.300 millones de libras (3.000 millones de dólares), serían un mito, según un experto británico, que afirma, tras 20 años de investigación sobre la historia de este personaje bíblico, que la legendaria fuente de la increíble riqueza de Solomon nunca existió. Y también sugiere que Salomón ni siquiera era rey de Israel, sino, de hecho, un faraón egipcio cuya historia ha sido malinterpretada.

Ralph Ellis, historiador y escritor británico ironizó con que encontrar las minas perdidas de Salomón es "casi tan probable como darse un baño en la Fuente de la Juventud". Su estudio, que comenzó en 1997, indica firmemente que Salomón no era un rey rico de Israel en absoluto, sino más bien un temido faraón egipcio. Se dice que el Rey del Antiguo Testamento había reunido 500 toneladas de oro puro de las minas, lugares que algunos creen que todavía existen y están rellenas de metales preciosos. Pero los expertos ahora afirman que no hay restos de esta increíble riqueza.

Para el investigador, los cuentos de las riquezas asombrosas enterradas debajo de la tierra son probablemente una "mala y grosera interpretación" de textos históricos. Considera, sin embargo, que hay algo de verdad histórica en la espectacular riqueza de Salomón, pero su magnitud fue mucho menos legendaria y fue "profundamente enmendada y oscurecida por los escribas bíblicos". Para el experto, existió una dinastía israelita rica y poderosa, tal como dice la Biblia, pero no eran simplemente reyes israelitas y su capital no estaba en Jerusalén. La razón de esta leyenda podría ser que las historias de los faraones eran consideradas desagradables e inaceptables por autores bíblicos posteriores, quienes alteraron su historia para crear un héroe puramente israelita. Además, opina que los gobernantes vecinos saquearon las tumbas reales ubicadas en el Valle de los Reyes de Egipto y presentaron las riquezas a Salomón como tributo para prevenir la invasión.

Según el Antiguo Testamento, Solomon gobernó la Monarquía Unida de Israel y Judea entre 970 y 931BC y acumuló 500 toneladas de oro puro. Se dice que gran parte de ella proviene de una región llamada Ophir, pero la Biblia no da más detalles y su ubicación exacta sigue siendo un misterio. "Llega un momento en el que debemos aceptar que el relato bíblico es enteramente ficticio, o que podemos estar buscando en el lugar equivocado y por las razones equivocadas. Generaciones de teólogos y arqueólogos han explorado la Tierra Santa en busca de su capital, el palacio, el templo y la riqueza sin ningún éxito", dijo el historiador.

Ellis sugiere que los reyes Salomón y su padre David eran de hecho los faraones Psosenes II y su sucesor, Shoshenq I, que gobernó un imperio en expansión que Egipto e Israel a finales del siglo X aC. "Hay paralelismos convincentes entre David y Solomon, y Psusennes y Shoshenq. Incluso los antepasados ​​y miembros de la familia de estas dos dinastías reales parecen ser exactamente los mismos. Una vez que aceptamos que estos reyes israelitas eran en realidad faraones del Bajo Egipto, todas las inconsistencias en los relatos bíblicos son fácilmente explicables".

Viajar a la moderna Jerusalén puede ser fascinante;a todos nos gustaría saber cómo eran esas ciudades en sus vidas pasadas. Lithodomos es una interesante aplicación para el ocio y el aprendizaje basada en reconstrucciones arqueológicas, que te permite pasear por la Jerusalén del siglo I, bajo el dominio del Imperio Romano. "El contenido de que estamos desplegando en la aplicación es el resultado de material cuidadosamente investigado de excavaciones arqueológicas, planos del sitio, dibujos de elevación, fotografías de texturas y cartografía, así como datos topográficos de la NASA”, contó a LiveScience Simon Young, arqueólogo de la Universidad de Melbourne (Australia). 

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de
 Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.