Rusos crean estructuras de aluminio que no se hunden

CPbPU

Un equipo de la Universidad Politécnica Estatal de San Petersburgo ha desarrollado una tecnología que permite crear construcciones porosas de aluminio. A diferencia de otras tecnologías similares, la porosidad solo está presente en ciertas partes de la construcción, haciendo que la densidad del material sea menor que el agua. El portal de la universidad compartió la noticia. La patente está registrada en este portal (en ruso).

Muchos campos de la ingeniería requieren estructuras y materiales compuestos. Por ejemplo, el cuerpo de un avión debe ser durable, pero al mismo tiempo proteger el interior del ruido y el frío. Por ellos, los investigadores han intentado crear una tecnología que permite combinar distintas propiedades en un solo material. 

CPcPU, el material del proyecto, está creado en ese sentido. Consiste en una placa metálica colocada debajo de un aparato eléctrico para crear arcos. El arco eléctrico se mueve en la superficie del metal, estirándolo y dándole la forma deseada. En paralelo, se libera gas líquido a través de una válvula. Al retirar el arco, el metal se vuelve sólido y se queda poroso. El tamaño y la densidad de los poros se puede regular al cambiar las características del arco y la presión del gas. 

Estructura del material
SPbPU

A diferencia de otras tecnologías similares que permiten crear un metal poroso, el método de los científicos rusos consiste en crear la porosidad de manera localizada, es decir, solo en aquellas partes de la construcción en que esta característica se requiere. Este método tiene una gran cantidad de aplicaciones. Por ejemplo, se puede generar calor al aislar las láminas de metal con poros por dentro y mantenerlo sólido en la capa exterior. 

Debido a que la densidad del material puede ser muy baja, los desarrolladores han propuesto aplicar esta tecnología en la creación de naves muy ligeras que no podrán hundirse rápidamente en caso de un corte o punzación. 

Son varios científicos que trabajan en el desarrollo de nuevos materiales porosos aún más inusuales. Por ejemplo, en 2015, se creó un líquido poroso que consiste en una solución de “moléculas-células” en un solvente. Asimismo, un equipo del MIT ha creado un grafeno que puede ser diez veces más fuerte que el acero, pero mucho más ligero. 

Gregory Kopiev
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.