El 90% de estadounidenses tiene exceso de grasa, según estudio

Tener un exceso de grasa no quiere decir llevar sobrepeso ni mucho menos, necesariamente, ser obeso: se trata de registrar un nivel de grasa corporal por encima del recomendado, lo que puede conllevar una serie de riesgos para la salud.

Y de hecho, se trata de la nueva pandemia mundial que amenaza con detonar en varios países en simultáneo una grave crisis de salud pública, particularmente en países desarrollados. Un estudio aparecido a inicios de año en la revista Frontiers of Public Health sugería que 76% de la población mundial tenía grasa en exceso, incluyendo aun a quienes se ejercitan o compiten en deportes profesionalmente, señaló entonces Philip Maffetone, uno de los autores del trabajo.

Ahora, una nueva investigación pone en foco la situación en los Estados Unidos, la tercera nación más poblada del mundo, tercera también en el ranking de productoras globales de alimentos y la primera economía exportadora de comida en el globo.

La condición de grasa en exceso se asocia con disfunción cardiometabólica, situación que puede devenir en diversas enfermedades crónicas, aumento de morbilidad y mortalidad y reducción de la calidad de vida.

El exceso de grasa abdominal es la forma más insalubre de esta condición, por lo que el promedio de la circunferencia de la cintura generalmente sirve como indicador del sobrepeso abdominal mucho mejor que el índice de masa corporal: según los investigadores, la circunferencia de la cintura de un individuo, comparada con su altura, debe equivaler a su mitad para no caer en la condición de grasa en exceso.

De acuerdo con el estudio, también publicado en Frontiers in Public Health, la prevalencia del exceso de grasa en las poblaciones de los 30 países más desarrollados del mundo es sustancialmente más alta que las recientes estimaciones mundiales, con el mayor crecimiento debido a un número relativamente más reciente de personas con exceso de grasa abdominal.

En promedio, la prevalencia entre adultos y niños en exceso en países desarrollados es extremadamente alta, y sustancialmente mayor que la de individuos con sobrepeso y obesos.

En EE. UU., Nueva Zelanda, Grecia e Islandia, la prevalencia de la condición de exceso de grasa está en una tasa alarmantemente alta de más del 90% en varones adultos y de hasta 50% en niños. En los países con más grasa en exceso, el 80% de las mujeres caen en esta categoría.

El Departamento de Servicios Humanos y de Salud de los EE.UU. señala que más de 2 de cada 3 adultos tienen sobrepeso u obesidad en ese país; asimismo, más de 1 de cada 3 adultos son considerados obesos y alrededor de un tercio de niños y adolescentes entre 6 y 19 años se consideran con sobrepeso u obesidad (más de 1 de cada 6 son considerados obesos). Las nuevas cifras sobre grasa en exceso son aun más preocupantes en la nación norteamericana.

Esta condición está relacionada con la hipertensión, la dislipidemia, enfermedades coronarias, apoplejía, cáncer, diabetes tipo 2, enfermedad de la vesícula biliar, osteoartritis y gota, enfermedades pulmonares, apnea del sueño y otros.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.