Dormir mal hace que tengas la cintura más ancha, confirma estudio

Una pobre cuota de sueño no es, solamente, un factor relacionado a un envejecimiento celular más rápido, daño neuronal o menos capacidad de memoria. Ahora, un estudio confirma que dormir mal también está vinculado con algunas pulgadas extra para a la medida de tu cintura. La investigación, de un equipo de científicos de la Universidad de Leeds, del Reino Unido, fue publicada en la revista PLoS One. 

La nueva investigación halló que adultos que duermen por solo 6 horas en la noche tienen un promedio de cintura al menos 3 centímetros más que aquellos que duermen nueve horas cada noche. 

Para el equipo de Leeds, la falta de sueño perturbaría las mezclas químicas de nuestro metabolismo y en consecuencia,  la capacidad de nuestro cuerpo de mantener un peso saludable.

El equipo sostiene, según se indica en la reseña de su estudio, los períodos de sueño cortos contribuyen al desarrollo de males metabólicos como la obesidad.

¿Cómo llegaron a esta conclusión?

El estudio fue realizado a una muestra de 1.615 adultos británicos, entre 19 y 65 años, como parte de la Encuesta Nacional sobre la Dieta y Nutrición Nacional británica. Se pidió a los participantes medir sus períodos de sueño e ingesta de alimentos por cuatro días, y se les tomó medidas incluyendo peso, presión sanguínea, y circunferencia de cintura.

Además de tener una medida de cintura mayor, aquellos que durmieron menos pesaban más, y de hecho, cada hora extra de sueño significaba 0.46 kg/m2 menos de Índice de Masa Corporal en los adultos observados.

La información mostró también relación entre menos sueño y un nivel reducido de colesterol HDL (lipoproteína de alta densidad), el “colesterol bueno”, conocido por ser responsable de remover colesterol dañino del flujo sanguíneo y reducir el riesgo de ataques al corazón.

El trabajo, por otro lado, no destacó vínculos entre una dieta menos saludable y menos sueño por la noche, una conexión que se ha hecho en anteriores estudios.

El estudio añade evidencia a una serie de efectos positivos de hacer entre siete y nueve horas en lugar de seis de sueño por las noches. Los investigadores sugieren que la cantidad perfecta de sueño oscila en ese rango, dependiendo del individuo.

Los hallazgos podrían arrojar nuevos datos a indagaciones sobre la relación del sueño y enfermedades metabólicas como la diabetes, que hoy afectan a 422 millones de personas en todo el mundo, según la OMS.

Una demostración puntual

El equipo enfatiza que más que un análisis de largo plazo, esto es una pequeña muestra de cómo los problemas de sueño pueden llevar a distintas mediciones de salud metabólica. A mayor entendimiento de las causas de obesidad, más capaces serán los expertos y a su vez las personas comunes de combatirla, afirma. 

Si bien el estudio observa una variedad de medidas metabólicas, no es, ni de cerca, el primer estudio que halla que pobres niveles de sueño son al menos un factor del problema de obesidad.

El número de personas con obesidad se ha duplicado desde 1980. La obesidad conlleva al desarrollo de diabetes del tipo 2, de ahí la importancia de estos estudios.

Daniel Meza
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.