Esta no es una casa rodante, pero podrás llevártela a donde quieras [FOTOS]

Una firma de de ingenieros y diseñadores de Estonia plantean que en un futuro no muy lejano las personas puedan construir sus casas donde quieran vivir, y una vez que se cansen o decidan mudarse, se lleven sus moradas consigo. Es lo que la firma Kodasema pretende con Koda, su modelo de casa prefabricada altamente portable.

Las casas portables son históricamente conocidas por ser principalmente rodantes, donde un remolque cerrado incluye en él un inmobiliario básico o más complejo como si fuese una casa.

Pero Koda no es una casa rodante. De solo 25 metros cuadrados, la pintoresca vivienda puede instalarse en menos de 10 horas y desarmarse en 4 horas. El modelo fue desvelado a fines del año pasado. Hoy, el equipo construye pequeñas ciudades de Kodas cerca del centro en cuatro ciudades: Talliinn de Estonia, Amsterdam de Holanda, Londres de Inglaterra y Almere de Holanda. Tendrán tres modelos distintos: “Para vivir”, “Para estudiar” y “Para trabajar”, por lo tanto, serán tanto hogares, aulas y oficinas. La primera ciudad será en Tallinn, que la firma espera fundar en octubre del 2017.

De acuerdo al Business Insider, que entrevistó a los directivos de la startup, las casas se pueden ordenar en aquellas ciudades, y cuestan alrededor de 132.500 dólares, un precio consecuente con los costos de vida de aquellas ciudades europeas. Los dueños podrán gerenciar el uso de estas “casas” rentándolas por días, meses o años. El costo de la renta por una noche en el Kodas sería, se estima, de unos 100 dólares por noche, o entre 825 y 1.200 dólares por mes, dependiendo de la ciudad en donde se esté. La compañía busca expandir el negocio hacia nuevos mercados.

La miniciudad en Tallinn, Estonia, tendrá siete de estos modelos: una oficina, otra como galería de arte y cinco casas para rentar.

Se pudo instalar cada casa en menos de un día el mes pasado. Estos pequeños centros poblados, como es debido, recibirán inspecciones oficiales (en el caso del pueblito de Taillinn, ya está en proceso). Las imágenes muestran a una grúa adaptando los módulos, aunque se desconoce si hay otra forma de transporte.

El estudio actualmente trabaja en implementar los servicios de gasfitería y sistemas eléctricos, así como paisajismo de su nueva villa, que espera acabar el 7 de agosto. Todo el sitio ocuparía unos 1.000 metros cuadrados.

Uno de los lados de Koda está hecho de vidrio de cuatro capas, según los creadores, lo suficientemente grueso para aislar la casa de frío y ruido. Para tener privacidad, solo bastaría cerrar la cortina. Sus paredes de concreto aisladas al vacio minimizan las demandas energéticas y ayudan a mantener una temperatura interna muy cómoda.

El tamaño de cada cubo, de 25 metros cuadrados, supera por un poco a una cochera para un vehículo promedio.

Las piezas de la casas son creadas por la manufacturera Floyd IFS, principalmente de concreto. Una Koda “para vivir” posee una una sala, baño, cocina, y una cómoda cama. En diciembre se hablaba de que tendría paneles solares que podrían dar a la casa incluso más energía de la que necesita. 

La cocina está amoblada. El baño, contiguo a la cocina, también tiene ducha.

Y al subir por las escaleras, te encontrarás con esto.

Los materiales serán prefabricados en su totalidad, y serán hechos en la fábrica de Kodasema en Harkujärve, en Estonia.

Daniel Meza
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.