La oxitocina y las normas sociales enseñaron a los europeos a ser más amables

La inhalación de oxitocina, y la adhesión a las normas aceptadas en la sociedad pueden reducir la intolerancia a los extraños. A tal conclusión llegó un grupo de científicos europeos y americanos que estudiaron cómo la "hormona de la confianza" influye en la disposición de los alemanes blancos a donar dinero a los refugiados. Los resultados mostraron que la inhalación de oxitocina duplica la cantidad de donaciones, pero solo cuando hay una norma social que determina la suma que se debe dar a la caridad. El estudio fue publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Science.

En este trabajo, los investigadores estudiaron cómo la oxitocina puede ayudar a resolver la “crisis de refugiados” en Europa, y el desarrollo de la xenofobia hacia los representantes de otras razas y culturas. Los investigadores llevaron a cabo una encuesta sobre la relación hacia los refugiados, y también un experimento en el cual pidieron a 76 europeos blancos donar una suma virtual, de hasta 50 euros (el participante podía donar toda la suma o una parte, quedándose con el resto del dinero), a una persona representada en la pantalla de la computadora (las personas fueron presentadas como refugiados de otros países, o como compatriotas de los participantes, alemanes).

Los científicos hallaron que los participantes del experimento estaban dispuestos a dar hasta el 30% de los 50 euros. La donación a los refugiados fue en un 19% más alta.

Después los científicos repetieron el experimento con 107 hombres, a la mitad de los cuales les fue suministrada oxitocina en spray a través de la nariz, y a la otra mitad, un placebo.

El color naranja: grupo de personas que inhalaron oxitocina. Azul: personas que recibieron placebo. Los tonos claros son las condiciones en las cuales fueron introducidas las normas sociales. A la derecha: grupo de personas con bajo nivel de tolerancia a los refugiados.

Marsh et al. / Proceedings of the National Academy of Science 2017

Los investigadores hallaron que la oxitocina influye en la decisión de los participantes en donar su dinero a los necesitados (las donaciones crecieron en 2 euros), aunque solo en las personas que habían hablado, en la encuesta, de una relación normal con los refugiados y que no les tenían miedo.

En el último experimento, los científicos estudiaron si las normas sociales aceptadas en la sociedad pueden influir en la decisión de dar dinero a los necesitados. Repitieron el experimento con la oxitocina, comunicando previamente a los participantes sobre qué suma es recomendable donar en su grupo. Los científicos determinaron que las normas sociales (junto con la oxitocina) son más efectivas para aumentar la disposición de las personas a donar dinero. Las personas que desde un principio eran tolerantes con los refugiados, donaron 70% más dinero, y los que no eran tolerantes -55% más.

Los científicos demuestran que la “hormona de la confianza” puede disminuir el nivel de xenofobia en la sociedad, pero solo en los casos cuando la tolerancia y la voluntad de ayudar es la norma entre las personas de su entorno.

Elizabeth Ivtushok

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.