Misión cubanoestadounidense revela las maravillas de arrecife de coral de la isla

Peces y esponjas tienen como hábitat estos corales mesofóticos, escasamente explorados por la ciencia (Expedición de Cielos de la Zona Crepuscular de Cuba / CIOERT en FAU Harbour Branch).

Un equipo del Instituto Oceanográfico de la Universidad de Florida Atlantic ha revelado, fruto de observaciones de dos años, las características de los arrecifes de coral mesofóticos, uno de los tesoros naturales ocultos de la isla de Cuba.

Científicos de Estados Unidos y Cuba han explorado durante una circunnavegación de un mes de toda la costa de Cuba, que se extiende alrededor de 2.700 kilómetros, arrecifes mesofóticos, a profundidades de 150 metros hasta 30 metros.

Cuarenta y tres inmersiones empleando una suerte de drone submarino y en excursiones de buceo han permitido registrar casi 20.000 fotografías submarinas y 100 horas de video en alta definición, así como recolectar más de 500 plantas y animales marinos y 100 horas de vídeo de alta definición. El material revela especies nuevas de esponjas y sienta un registro de profundidad de varios corales, gorgonias, esponjas, algas y peces.

En los arrecifes estudiados, fueron halladas 123 especies de peces, entre meros y pargos, incluyendo al pez león invasor, típico de las aguas al suroeste de la Florida, presente en menor medida en Cuba.

Sobre el estado de conservación de estas formas de vida colectivas marinas, John K. Reed, líder de la misión conjunta con expertos cubanos, señaló que, afortunadamente, “la mayoría de los arrecifes mesofóticos que exploramos son muy saludables y casi prístinos en comparación con muchos arrecifes encontrados en los EE.UU. Vimos poca evidencia de la enfermedad de coral o blanqueamiento de coral, y la evidencia de impacto humano fue limitada”.

Muchas de las inmersiones de la misión se realizaron en aguas adyacentes o pertenecientes a la extensa red de áreas marinas protegidas de Cuba, ofreciendo la oportunidad de explorar lugares para la creación potencial de nuevas zonas reservadas o la expansión de los límites de las existentes. Aproximadamente el 22% de la plataforma cubana es designada como área protegida y muchas de las inmersiones en esta expedición se dieron dentro de estas.

Durante esta expedición, los científicos identificaron al menos cuatro sitios que creen que deberían recibir el estatus de zona reservada que actualmente no están protegidos. Algunos de estos sitios tenían cubierta densa de corales o poblaciones de mero y pargo, lo que puede indicar agregaciones de desove y hábitat esencial de peces y coral.

"Esta expedición fue una colaboración muy exitosa entre numerosas instituciones, universidades y científicos", dijo Anton Post, Ph.D., director ejecutivo de FAU Harbor Branch. "Estos nuevos descubrimientos proporcionarán documentación importante sobre la densidad de corales y peces en Cuba y, en última instancia, determinarán la conectividad genética de sus corales y los obtenidos del Banco de Jardines de los Estados Unidos y de los Santuarios Marinos Nacionales de Florida Keys".

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.