Un puñado de nueces reduce el apetito de las personas obesas

El consumo de nueces afecta al apetito. /Pxhere

El consumo de ciertos alimentos reduce el apetito en las personas con sobrepeso, tan solo después de probarlos unos días. A tal conclusión llegaron los científicos estadounidenses que estudiaron cómo los alimentos influyen en la actividad de ciertas zonas del cerebro, asociadas con el control cognitivo y encontraron que el consumo de nueces durante cinco días reduce el deseo de las personas obesas de consumir alimentos ricos en calorías. El artículo fue publicado en la revista Diabetes, Obesity & Metabolism.

Los autores realizaron un estudio de cómo el consumo de nueces afecta la actividad de los correlatos neurales asociados con el apetito. En el estudio participaron diez personas que sufren de obesidad y fueron divididas en dos grupos: cinco de ellas fueron alimentadas con una dieta baja en calorías, seleccionada especialmente. En la de las otras cinco, se añadieron 48 gramos de nueces al día, consumidas por como parte de un cóctel de frutas.

Con el fin de controlar la posibilidad del efecto placebo, al primer grupo se le dio un cóctel con aceite de cártamo y aroma de nuez, como sustituto del cóctel de nueces. El experimento se llevó a cabo durante cinco días en un centro de rehabilitación interior controlado. Luego del experimento, los participantes estuvieron en su casa durante cinco semanas, después de lo cual se repitió el experimento, cambiando los grupos. El índice de masa corporal, el peso y los parámetros del cuerpo se midieron antes y después de la sesión de cinco días.

Al final de cada sesión, los participantes pasaron por un experimento a través de una tomografía de resonancia magnética. Durante el experimento, se mostró a los participantes imágenes de alimentos ricos en calorías, alimentos bajos en calorías, así como imágenes no asociadas con alimentos. Se pidió a cada participante marcar con un botón especial, cuan bien pueden visualizar cada objeto que se les presenta.

Resultados de las resonancias magnéticas. Están resaltadas las partes de la ínsula. /'Diabetes, Obesity & Metabolism'

Los resultados de las resonancias magnéticas mostraron un incremento en la activación de la ínsula (responsable de la homeostasis y el control cognitivo) en los participantes que comieron nueces cuando miraban imágenes de comida saludable, en en comparación con el grupo que no lo hizo. 

Anteriormente, se había observado una mayor activación de la ínsula en las personas obesas durante la visualización de imágenes de alimentos ricos en calorías. Los investigadores señalan que estos resultados pueden estar asociados con una disminución del apetito y, como consecuencia, menor susceptibilidad a hábitos alimenticios perjudiciales. Los resultados de la encuesta tras el experimento mostraron que los participantes que consumían nueces, se sentían en un 80% menos hambrientos. Aunque el peso de los participantes no cambió.

Elizabeth Ivtushok

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.