Pesarse a diario se asoció con la pérdida de peso entre universitarias, revela estudio

Investigadores de la Universidad de Drexel y la Universidad de Pensilvania hallaron que las universitarias que informaron al menos un período de control diario de su peso durante un estudio de dos años vieron una caída en su índice de masa corporal (IMC). Las que no se pesaban a diario, no registraron la misma disminución.

El estudio, publicado en el Journal of Behavioral Medicine, incluyó a 294 mujeres de diferentes pesos y midió su porcentaje de grasa corporal al inicio de la investigación, a los seis meses y a los dos años. El IMC se determinó por la altura y peso, y el porcentaje de grasa corporal se midió con exploraciones de absorciometría de rayos X de doble energía (DXA). Los participantes también respondieron a cuestionarios sobre sus hábitos de pesaje.

En EE.UU., más del 70% de universitarios registran aumentos de peso durante su primer año de estudios, de acuerdo con un estudio de 2009. El aumento de peso en el primer año va de 1,8 a 3,6 kg, casi seis veces más de lo que engorda la población en general. De ahí el interés de los científicos por ver cómo es que un pesaje diario podría afectar esta tendencia.

Las mujeres que declararon al menos una temporada de pesarse a diario no solo registraron evitar aumentar de peso, sino además una pérdida. Además, vieron pequeños, pero significativos cambios en su IMC después de dos años, en comparación con el grupo que no se pesaba a diario.

"Las reducciones en el IMC y en el porcentaje de grasa corporal fueron modestas, pero significativas, especialmente teniendo en cuenta que estas mujeres no eran parte de un programa de pérdida de peso", dijo Diane Rosenbaum, PhD, quien completó el estudio cuando era investigadora postdoctoral en la Facultad de Artes y Ciencias de Drexel; hoy es psicóloga en la Universidad de Pensilvania.

El equipo también se sorprendió al descubrir que las mujeres en su estudio que pesaban a diario tenían IMC más pesado y un mayor porcentaje de grasa corporal al inicio en comparación con otras participantes.

No obstante, Rosenbaum acepta que su estudio no puede hallar una relación causal entre el auto-pesaje y la pérdida de peso, tan solo una asociación: "Es posible que la relación sea impulsada por las ganas de evitar la balanza entre quienes experimentaron un aumento de peso". Por ello se necesitan más investigaciones para comprender mejor la relación.

El auto pesaje, a la luz del estudio, sí podría prevenir el aumento de peso no deseado, incluso para aquellos sin un historial de pérdida de peso.

"Pesarse regularmente puede motivar a un individuo a participar en comportamientos saludables para comer y ejercitarse, ya que le proporciona evidencia de que estos comportamientos son eficaces para ayudarle a perder peso o prevenir el aumento de peso." De manera similar, si ve el aumento de peso en la escala, esa información Puede motivarle a hacer un cambio ", dijo Meghan Butryn, PhD, profesora asociada en la Facultad de Artes y Ciencias de Drexel.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.