Uno de los asteroides más grandes de los que tenemos registro se aproxima a la Tierra

Florence pasará cerca de nuestro planeta este 1 de septiembre (Animación: NASA).

A tan solo unos días del eclipse de Sol total que se dejó ver en todo su esplendor sobre Estados Unidos, movimientos más allá de nuestro pequeño planeta azul nos dan motivos para una vez más tornar las miradas hacia el cielo. En realidad, el motivo lleva nombre de mujer: Florence.

Se trata del asteroide más grande de entre los que son monitoreados por la astronomía que pasará cerca a nuestra Tierra. Si bien es cierto que otros similares se han aproximado aun más al planeta, ninguno del tamaño de Florence, con sus 4,4 km, según el telescopio espacial Spitzer y la misión NEOWISE.

"Florence es el asteroide más grande que pasó por nuestro planeta tan cerca desde que comenzó el programa de la NASA dedicado a detectar y rastrear los asteroides cercanos a la Tierra", precisa Paul Chodas, director del Centro de Estudios de Objetos Cercanos (CNEOS) del Laboratorio de la NASA en Pasadena, California.

Y es que Florence pasará este 1 de septiembre a unos 7 millones de kilómetros de la Tierra, distancia equivalente a 18 veces la que separa a la Luna de nuestro suelo, suponiendo su trayectoria ningún peligro para el planeta. No obstante, otros cuerpos similares, de menores dimensiones, han logrado acercarse a tan solo 4 distancias lunares. Tal fue el caso del 2014 JO25, que en abril pasó a 1,76 millones de km.

Tales acercamientos permiten una observación privilegiada de los asteroides y el de Florence será un caso más con esta pasada, la más cercana desde el año 1890 y hasta el 2500. Su imagen en pleno recorrido será registrada por el Radar del Sistema Solar Goldstone de la NASA, en California, y el Observatorio Arecibo de la National Science Foundation en Puerto Rico, a fin de revelar con exactitud su tamaño real y detalles de su superficie con un detalle de al menos 10 metros.

El Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA opera la Red Deep Space, que incluye al radar Goldstone y al CNEOS. La red permitirá observar al detalle este remanente natural de la formación del Sistema Solar, para conocer además su forma exacta, rotación, rasgos superficiales y rugosidad, que permitan determinar más precisamente su trayectoria orbital.

No obstante, Florence también se revelará ante los ojos que quienes, armados con solo telescopios convencionales y aficionados, se aventuran por cuenta propia hacia las infinidades del cielo. El asteroide se iluminará a la novena magnitud a finales de mes y principios de septiembre, cuando será visible durante varias noches a medida en que se mueve a través las constelaciones Piscis Austrinus, Capricornio, Acuario y Delphinus.

Si no cuentas con un telescopio, siempre estarán los canales de la NASA para ello, a través del Observatorio de Asteroides del JPL.

Asimismo, si aspiras a seguirle el rastro a los asteroides que pasarán cerca de nuestro planeta, échale un ojo al recuento que publicamos hace unos meses.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.