La leche materna podría tener propiedades antibióticas

La leche materna podría ser una nueva fuente de antibióticos. . /Flickr

La inminente amenaza de resistencia a los antibióticos significa que necesitamos nuevos remedios para contrarrestar las superbacterias. Ahora, investigadores de la Universidad de Vanderbilt (EE.UU.) podrían haber encontrado uno en la fuente de alimento más natural de todos: la leche materna.

Los científicos saben desde hace mucho tiempo que, además del sustento general, la leche materna ofrece a los bebés nutrientes vitales para construir su sistema inmunológico. Ahora, el estudio publicado en Infectious Diseases, descubre también un importante mecanismo antibacteriano en los azúcares de leche materna.

Contrariamente a la comprensión de que las defensas antibacterianas se pasan de las madres a sus bebés únicamente a través de proteínas en la leche materna, el equipo dice que los azúcares o carbohidratos también demuestran propiedades que pueden proteger contra las infecciones bacterianas. "Una de las propiedades notables de estos compuestos es que son claramente no tóxicos, a diferencia de la mayoría de los antibióticos", aseguran. 

Lactancia vs Streptococcus B

La infección más importante que afecta a los recién nacidos se llama Streptococcus del grupo B (GBS), que puede llevar a los bebés a desarrollar sepsis o neumonía antes de que su sistema inmunológico sea lo suficientemente fuerte para combatirla. Por suerte, mientras que esta bacteria puede ser mortal para los bebés, la mayoría de los recién nacidos no se infectan por ella, y el equipo quería investigar si es que los niños estaban protegidos por la leche de sus madres.

Para averiguarlo, tomaron hidratos de carbono de la leche materna humana de cinco donantes humanas y aislaron los azúcares complejos (llamados oligosacáridos). Analizando la interacción de estos azúcares con la bacteria bajo el microscopio, el equipo encontró que el carbohidrato podría tanto matarlas como debilitar sus defensas naturales (una especie de biofilm). Aún es pronto y los resultados no son del todo concluyentes, por lo que se necesitarán más investigaciones para determinar el espectro de estos resultados. Pero los científicos creen que esto puede abrir la puerta a una nueva clase de antibióticos. 

Otro estudio realizado por investigadores de la Universidad de Chicago (EE.UU.) muestra que tomar antibióticos durante el último período de embarazo o la lactancia, predispone al bebé a desarrollar enfermedad inflamatoria intestinal (EII). En la investigación realizada con ratones y publicada en julio en Cell Reports, los descendientes de los animales a los que se les administraba el fármaco eran más propensos a desarrollar una condición inflamatoria del colon, que se asemeja a la EII humana.

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de
 Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.