Microorganismo descubierto en la Antártida revela posible origen de los virus

Pixabay

El debate en la definición de lo que es un virus plantea una pregunta sustancial: ¿es un pedazo de código genético encerrado en una cápsida suficiente para ser considerado un organismo vivo? Sí, sabemos que los virus alteran la genética de la célula anfitriona, causando infecciones como el Sida, pero esta condición ¿es suficiente para calificar a un virus como una forma de vida (a diferencia de las bacterias, procariotas con componentes celulares)?

Conocer más sobre el origen de los virus nos puede dar más pistas sobre su naturaleza y el hallazgo de un microorganismo primitivo desconocido en la Antártida echa luz sobre esta área.

La principal diferencia entre los virus y los plásmidos es el mecanismo de transferencia de su información genómica entre las células huésped. Aquí, describimos

El plásmido archaeal pR1SE es una especie antártica de haloarchaea y ha sido hallado por un equipo de la Universidad de Nuevo Gales del Sur (Australia), de acuerdo con el estudio publicado en la revista Nature Microbiology.

La principal diferencia entre los virus y los plásmidos es el mecanismo de transferencia de su información genómica hacia las células huésped. La peculiaridad del pR1SE es que tienen un mecanismo similar al de un virus.

“PR1SE codifica proteínas que se encuentran regularmente en vesículas de una membrana [celular], encerrando estas vesículas el ADN plasmídico. Estas vesículas capaces de infectar una cepa libre de plásmidos, que entonces se vuelve capaz de producir otras vesículas conteniendo el plásmido. PR1SE puede integrarse y replicarse como parte del genoma del huésped, resolver con fragmentos de ADN del huésped incorporados o con porciones del plásmido abandonadas formar vesículas y transferirlas a nuevos huéspedes”, señala el trabajo.

En tal sentido, el mecanismo de transferencia de ADN de pR1SE podría ser un precursor de la estrategia de los virus para transmitir ADN genómico, sugiriendo una fuerte conexión evolutiva entre plásmidos y virus, según la investigación.

Existen tres hipótesis sobre el origen de los virus. La primera sugiere que son criaturas más antiguas que las células, apareciendo en la Tierra como una de las primeras formas de vida; la segunda, que los virus son células que se simplificaron radicalmente para sobrevivir en su entorno; mientras la tercera señala a los virus como material genético perdido por células, que mutó en virus para sobrevivir a su medio.

El hallazgo de pR1SE, realizado por el equipo del biólogo Ricardo Cavicchioli, alimenta esta última versión.

Los plásmidos son pequeños fragmentos de ADN, como los virus, a menudo circulares, que residen en células vivas. No son parte del genoma principal de la célula, y pueden replicarse independientemente, pues a menudo llevan un gen útil para la célula.

Cavicchioli explica a New Scientist que el descubrimiento sugiere que los virus podrían haber evolucionado a partir de plásmidos como pR1SE, mediante la adquisición de genes de su anfitrión que les permitió hacer una cápsula dura, la cápside, para habitarla en vez de una vesícula blanda. Con ello, los primeros virus habrían escapado evolucionando a partir de las primeras células de la Tierra.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.