Con ustedes, el robot gusano de papel [VIDEO]

Ingenieros de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign (Estados Unidos) desarrollaron un robot gusano, hecho principalmente de papel. Para darle al robot flexibilidad y capacidad de moverse fácilmente, los creadores emplearon las técnicas del origami, logrando así un robot hábil para arrastrarse como algunos seres vivos en la naturaleza. Los detalles de la investigación fueron publicada en Smart Materials and Structures.

El equipo empleó el origami, o el arte de hacer diseños doblando hojas de  papel, para construir y habilitar mecanismos como robots pequeños, económicos, y ampliables como estructuras con capacidad de despliegue y adaptación. 

Los creadores dijeron, en la nota de difusión de la referida universidad, haberse inspirado en el rápido movimiento de plantas como la venus atrapamoscas y en el nado de la bacteria uniflagelada, ambas usando la flexibilidad de sus cuerpos para rápidamente irrumpir, consiguiendo movimientos ágiles y de poco gasto de energía. 

El robot, asimismo, usa los principios del origami para emular el paso y la metamerización de las lombrices, al igual que para emular la zeta en el movimiento de estos platelmintos que les previene de resbalar hacia atrás. 

Los investigadores tomaron el concepto origami del patrón de pliegue Kresling, una torre quiral con una base poligonal. Esta torre origami une su expansión y contracción a un movimiento longitudinal y rotacional, similar a la de un tornillo, y el equipo usó la inestabilidad de pandeo para lograr movimiento desde pequeñas entradas. El diseño usa un esqueleto hecho por torres de origami como mecanismos para transformar la rotación motora hacia una rápida expansión y contracción del robot gusano, permitiéndole arrastrarse. Puede ir de frente o doblar a la derecha e izquierda usando repetidas expansiones y contracciones. 

Producir sistemas mecánicos tridimensionales funcionales y geométricamente complejos a partir de una hoja de papel nos muestras una serie de oportunidades en el campo de la robótica para robots autónomos y desplegables de bajo coste, indicaron los creadores de este nuevo y complejo sistema. 
El trabajo presentado en esta investigación demuestra abre puertas para continuar construyendo modelos de robots modulares bioinspirados capaces de distintos modos de locomoción. 

Los robots “suaves” son el nuevo objetivo de los ingenieros desarrolladores de robots. Hace poco, se creó un robot con la capacidad de curarse solo a partir de polímeros gomosos. Así también,  ingenieros estadounidenses inventaron un robot flexible que tiene la forma de un tubo y puede inflarse y rotar en cualquier dirección. Adicionalmente, otro equipo de científicos creó un tipo de robot semisuave a base de pajitas que puede pararse, caminar e incluso andar sobre superficies líquidas.

 

 

Daniel Meza
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.