Computadoras mecánicas y el código Morse ayudarán a la NASA a estudiar Venus

La primera variante de una estación mecánica ambulante para el estudio de Venus

Jonathan Sauder / YouTube

Las computadoras mecánicas y el código Morse pueden usarse para una exitosa exploración de Venus. Según la NASA, a esta conclusión llegaron los ingenieros que trabajan en el proyecto de sistemas para enviar al segundo planeta más cercano al Sol. El proyecto se llama AREE (Automaton Rover for Extreme Environments).

Venus es conocido por condiciones extremas en su superficie. En particular, la presión atmosférica en este planeta es más de 92 veces mayor que la terrestre, y la temperatura en algunas áreas puede llegar a 462 grados Celsius. En estas condiciones, los sistemas informáticos convencionales no funcionan.

Teniendo en cuenta las condiciones en las que tendrán que trabajar las nuevas estaciones, los ingenieros estadounidenses decidieron utilizar mecánica y nuevos materiales que sean resistentes a medios agresivos. Se conoce desde hace tiempo que las computadoras mecánicas permiten resolver un estrecho rango de problemas, pero son altamente confiables. Un ejemplo de tal ordenador es el aritmómetro. 

Asimismo, para hacer frente a las condiciones extremas del planeta, las estaciones que estudiarán Venus recibirán sistemas capaces de transmitir datos en forma de código Morse. Tal alfabeto telegráfico no requiere transmisores complejos. El envío de mensajes con código Morse requiere un canal extremadamente estrecho, lo que significa una alta inmunidad al ruido. Además, el código Morse sigue siendo receptible en condiciones de fuerte interferencia de radio.

Estacón mecánica de Venus

NASA

Los ingenieros de la NASA suponen que los mensajes también serán enviados mecánicamente. Para ello, colocarán platos con cortes segmentales en los techos de las estaciones. Durante la rotación, estos cortes abrirán reflectores especiales por un corto período de tiempo, los mismos que atraparán aerostatos, que luego transmitirán la señal a la estación orbital.

El proyecto de las estaciones para estudiar la superficie de Venus, que se planea construir en forma de diamante, como los tanques de la Primera Guerra Mundial, fueron presentados por primera vez en abril de este año. Ahora los especialistas de la NASA han comenzado a estudiar estos proyectos en detalle, con el fin de elegir uno de ellos para crear un prototipo. Todavía no se ha especificado la fecha de finalización del proyecto.

El desarrollo del proyecto AREE se lleva a cabo desde 2015.

Vasily Sychev

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.