Un misterio del magnetismo del Universo, revelado por una galaxia a 5 mil millones de años luz

El cuásar y la galaxia en la que se detectó el campo magnético. /NASA

Los campos magnéticos que existen alrededor de las galaxias son mucho más débiles que los que rodean a los planetas (el campo de la Vía Láctea es aproximadamente un millón de veces más débil que el de la Tierra, por ejemplo) y una hipótesis que se barajaba hasta ahora es que los campos magnéticos galácticos se hacen más fuertes con el tiempo. Sin embargo, una nueva investigación publicada en Nature Astronomy lo desmiente y afirma que estos imanes galácticos se forman al principio de la vida de una galaxia y luego se mantienen relativamente estables.

Para llegar a estas conclusiones, el equipo de investigadores del Observatorio Karl G. Jansky Very Large Array en Nuevo México (EE. UU.) se basó en los datos obtenidos de una galaxia que se encuentra a unos cinco mil millones de años luz de la nuestra: en el sistema CLASS B1152+199. El campo magnético alrededor de esta galaxia es similar en fuerza y, sin embargo, es cinco mil millones de años más joven que la Vía Láctea.

Hasta ahora, nadie ha medido un campo magnético galáctico tan lejos, o en una etapa tan temprana de la vida. Conseguir una corrección en lecturas como esta es muy difícil porque los campos magnéticos no pueden ser detectados en tales distancias alucinantes. En cambio, los investigadores midieron el campo por el efecto que tenía sobre la luz de un cuásar detrás de él, lo que se conoce como efecto Faraday, la forma en que el campo magnético polariza la luz que lo atraviesa. "Si el cuásar y la CLASE B1152 + 199 no se hubieran alineado tan perfectamente, no habríamos podido medir su campo magnético y descubrir que era tan similar a la Vía Láctea", aseguran. Ahora, gracias a estas simiitudes, los astrónomos creen que podrían aprender mucho sobre cómo funciona el magnetismo en el Universo.

Todavía hay multitud de interrogantes acerca del funcionamiento de  magnetismo a escala cósmica, por lo que es difícil prever la importancia de esta investigación en el futuro, pero “de lo que estamos seguros es de que los campos magnéticos son muy importantes para explicar cómo está unido el Universo, y ahora tenemos una evidencia inestimable para estudiarlos”, concluyen los autores de la investigación.

Aunque invisible, el campo magnético de la tierra es fundamental para la vida: este desvía los devastadores efectos del viento solar, flujos cargados de partículas desde el sol capaces de destruir nuestra atmósfera. Mientras este campo se extiende hacia el espacio exterior, proviene al mismo tiempo de mecanismos de las profundidades de nuestro planeta, en el núcleo externo de metal fundido que rodea al núcleo de metal sólido, en el mismísimo corazón de la Tierra. Tras sumergirse y estudiar el turbulento núcleo de la Tierra, unos 3.000 kilómetros bajo la superficie, un grupo de geólogos ha producido una simulación en tres dimensiones (que puedes ver aquí) mostrando los mecanismos ocultos del campo magnético de nuestro planeta.

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.