El 80% de los invertebrados del océano Antártico desaparecerá este siglo

El 79 % de las especies nativas de invertebrados se perderán. /BAS

Con el aumento de las temperaturas que se espera a lo largo de este siglo, las áreas de la Península Antártica Occidental pueden llegar a ser demasiado calientes para muchas especies nativas. Los animales del fondo oceánico de la plataforma del Océano Austral han sido aislados durante mucho tiempo por el océano profundo que rodea a la Antártida y la Corriente Circumpolar Antártica, dejándoles escaso margen para la migración hacia el sur.

Un nuevo estudio, publicado en Nature Climate Change, pronostica un calentamiento promedio de los fondos marinos de la Antártida de 0,4ºC para 2099, con algunas áreas aunmentando incluso 2ºC. Aunque un pequeño porcentaje de la biodiversidad de la zona se beneficiará, este cambio conducirá a que el 79 % de las especies nativas de invertebrados se pierdan, con las importantes implicaciones para la gestión de los recursos en la región. Entre los mayores perdedores están los animales especialmente adaptados a las aguas más frías de la Tierra (por ejemplo, en el mar de Weddell y Ross). Mientras que este calentamiento no será suficiente para permitir que cualquier especie de otros continentes vecinos invada o colonice la Antártida, hará que las únicas especies locales cambien su distribución.

El equipo, de la Investigación Antártica Británica (BAS, por sus siglas en inglés), examinó la distribución potencial de más de 900 especies de invertebrados marinos en un hipotético escenario de calentamiento producido por modelos informáticos. Los autores señalan: "Aunque algunas especies pueden prosperar al menos durante las primeras décadas de calentamiento, el futuro de toda una gama de invertebrados desde estrellas de mar a los corales es sombrío, no tendrán dónde nadar, o esconderse de los depredadores".

De muchos de los animales que poblaron la Tierra hace miles de años no queda ni rastro. Nunca llegamos a formar parte de su entorno y, por lo tanto, tampoco somos responsables en ningún grado de su desaparición. Pero más allá de la simple curiosidad, ¿por qué debería importarnos conocer qué criaturas habían colonizado el globo hace eones? Pues tan fácil como que los antiguos animales se extiguieron por causas muy similares a las que llevan a la desaparición a muchas especies modernas, y cuanto más sepamos sobre esos eventos de extinción, mejor preparados estaremos para los futuros. Que los habrá.

Durante las épocas del Plioceno y Pleistoceno, la temperatura y altura de los mares estaba cambiando. Aunque se parece mucho a lo que pasa actualmente, este no fue un cambio impulsado por los seres humanos, la modificación del clima estaba teniendo un enorme impacto en el océano, algunas de las mayores variaciones en el nivel del mar en los últimos 66 millones de años ocurrieron durante esas épocas. Los científicos habían asumido hasta ahora que, mientras los crecientes mares impactaban a las poblaciones locales, la biodiversidad marina había resistido bastante bien a escala global. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en Nature Ecology & Evolution asegura que el 36%, más de un tercio de los mamíferos, tiburones, tortugas y aves marinas, de la megafauna marina se extinguió al final de la época pliocena.

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de
 Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.