Fuerza Aérea de EE.UU. vuelve a lanzar drone espacial con misteriosa misión

El Falcon 9 de SpaceX que hoy transportó a la aeronave no tripulada hasta la órbita de la Tierra (SpaceX).

Una aeronave sobre cuyos fines poco se sabe luce como un transbordador espacial en miniatura, es capaz de orbitar la Tierra durante meses, incluso años. Antes de que el mortal huracán Irma pase por Florida, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos junto a la firma aeroespacial SpaceX han logrado ponerlo en órbita. Claro está, sin decir palabra alguna sobre su misión.

El X-37B es una suerte de drone espacial, poco más alto que una persona, con algo más de 8,8 m de largo y cerca de 5.000 kg de peso. En los últimos siete años, las dos unidades de este tipo con que cuenta la Fuerza Aérea de los EE.UU. han emprendido el vuelo en cuatro ocasiones, alcanzando hasta 718 días en el espacio (en su última misión, concluida en mayo último). La de hoy es la quinta vez que el X-37B enfrenta el espacio exterior.

El X-37B, nave no tripulada que completará su quinta misión en el espacio, desde 2010.

El exitoso lanzamiento matutino de la aeronave desarrollada por la aeronáutica y contratista del gobierno estadounidense, Boeing, se realizó en la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida. SpaceX, otra de las firmas con las que los EE.UU. tercerizan —a través de la NASA— servicios de astronáutica, fue la encargada de lanzar un cohete, su Falcon 9, para transportar al drone hasta la órbita terrestre baja, sede de la Estación Espacial Internacional y todo tipo de satélites militares y comerciales (se trata del primer lanzamiento de la empresa para la Fuerza Aérea). Tras un vuelo de dos minutos y medio, la primera etapa del cohete se separó de la segunda, que continuó su trayectoria hacia el espacio. Mientras que el arrancador del vehículo regresó exitosamente a la Tierra. Se trata de la decimosexta vez que un cohete de SpaceX, o al menos uno de sus componentes, regresa victoriosamente a tierra para ser reusado en otros vuelos, como parte de la estrategia de la firma de Elon Musk para abaratar los traslados espaciales de carga o de pasajeros.  

La reciente misión del X37-B está programada para durar 270 días, pero la Fuerza Aérea ya aclaró mediante comunicado que la duración real dependerá “de los objetivos de la prueba, el rendimiento del vehículo en órbita y las condiciones en la instalación de aterrizaje". Claro está, más allá de indicar que el drone transporta pequeños satélites, no hubo palabra alguna en detalle sobre los “objetivos de la prueba”, solo que están relacionados con el desarrollo de “tecnologías de naves espaciales reutilizables para el futuro de Estados Unidos en el espacio y experimentos operativos que pueden ser devueltos y examinados en la Tierra".

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.