El mar engulló ocho islas de Micronesia a causa del calentamiento global

El archipiélago que se extiende sobre Oceanía y que conocemos como Micronesia viene demostrando al mundo los serios estragos que va dejando en el planeta el calentamiento global, la pérdida de hielos y el consecuente aumento en los niveles de las aguas marinas: al menos ocho islas bajas de un conjunto de ciento han desaparecido, engullidas por el mar. Así lo expone un trabajo de la Universidad de la Costa del Sol (Australia), publicado en el Journal of Coastal Observation.

Los niveles del mar suben a un promedio de 3 milímetros por año en todo el mundo debido al cambio climático, pero el Océano Pacífico occidental viene exponiendo su particular vulnerabilidad, donde un ciclo de viento de comercio natural ha causado una acumulación adicional de agua durante el último medio siglo.

Ahí, el nivel del mar ha aumentado hasta 12 milímetros por año desde principios de los años noventa, por lo que ya el año pasado un estudio de Simon Albert de la Universidad de Queensland (Australia) encontró que cinco de las Islas Salomón —a más de 2.100 km al sur— desaparecieron a mediados del siglo XX.

El reciente estudio de la Universidad de la Costa del Sol ha observado que en Micronesia se registra un fenómeno similar, a partir de monitoreo costero, entrevistas con lugareños, imágenes de satélite sobre la isla de Pohnpei y varias islas bajas dispersas por el arrecife circundante.

Pese a que Pohnpei muestra poca erosión costera, probablemente debido a que se eleva varios metros sobre el nivel del mar y está rodeada de manglares, que absorben energía de las olas y atrapan sedimentos, otras islas de arrecifes de baja altura, sobre todo al sur de la isla principal, se han visto recortadas o sumergidas por las aguas.

Los locales reportaron a los investigadores sobre dos islas anteriores llamadas Kepidau en Pehleng y Nahlapenlohd que parecen haber desaparecido en el siglo pasado. Las imágenes aéreas, reporta New Scientist, revelaron que otras seis islas de baja altura -en las no pobladas cadenas de islas Laiap, Nahtik y Ros- quedaron sumergidas entre 2007 y 2014. Cada una tenía unos 100 metros cuadrados.

El mismo destino le espera a decenas de ciudades en años venideros, en caso de conservar el ritmo de calentamiento global y pérdida de hielos en glaciares y polos. De acuerdo con expertos, ello le costará cerca de un billón de dólares a países como la China o la India, que concentran a la mayoría de urbes que más sufrirán con el aumento de los niveles de las aguas del mar. Los pobladores de estas zonas se verán obligados a trasladarse a tierras más altas, como ya ocurre en las islas Carteret de Papua Nueva Guinea, donde está en marcha un plan de reasentamiento para trasladar la población a Bougainville, una isla más alta a 90 kilómetros de distancia.

"Estos son los primeros lugares en la Tierra a experimentar realmente altas tasas de aumento del nivel del mar, por lo que dan grandes ideas sobre lo que puede suceder", dice Albert. "Pero estamos descubriendo que hay una gran diversidad de respuestas - no todas las islas se erosionarán", añade en referencia a las islas cuyos vientos o manglares las protegen de las aguas.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.