Arqueólogos egipcios descubren la valiosa tumba del 'orfebre del dios Amón'

Momias encontradas por la misión. /Ministerio de Antigüedades de Egipto

El Ministerio de Antigüedades de Egipto anunció recientemente el descubrimiento las momias de la tumba de un orfebre del Antiguo Egipto, Amenemhat, cuyo trabajo estaba dedicado al dios Amón. El descubrimiento se realizó en la necrópolis de Draa Abul Naga, en la ribera occidental del río Nilo a su paso por Luxor, muy conocido por sus tumbas y templos antiguos en Egipto. La misión arqueológica egipcia ha descubierto el valioso sepulcro junto a las momias de una mujer y sus dos hijos. La momia tiene cerca de 3.400 años, lo que implica que data de la época del Nuevo Reino (entre los siglos XVI y XI antes de Cristo). 

El hallazgo incluye una entrada que lleva a una cámara cuadrada donde se encuentra un nicho al final. Dentro de ella, hay una estatua de arenisca parcialmente dañada que muestra a Amenemhat sentado en una silla, junto a su esposa que lleva un vestido largo y una peluca. Entre sus piernas se encuentran, en una escala menor, una pequeña figura de uno de sus hijos.

Sarcófago de madera. /Ministerio de Antigüedades de Egipto
Mostafa Waziri, jefe de excavación, señaló que la tumba tiene dos pozos de entierro. El primer, situado a la derecha de la cámara, probablemente fue cavado para enterrar a la familia. Mide siete metros de profundidad y alberga una colección de momias, sarcófagos y máscaras funerarias talladas en madera junto con estatuillas del dueño de la tumba y su esposa. Mientras que en el segundo pozo, a la izquierda, se descubrieron sarcófagos de las dinastías XXI y XXII.

La misión tropezó también con varios objetos funerarios, de los que algunos pertenecen al dueño de la tumba. Entre los artefactos descubiertos se encuentran restos de piedra caliza de una mesa de oferta; 4 sarcófagos de madera parcialmente dañados y decorados con textos jeroglíficos y escenas de diferentes deidades egipcias antiguas, y una estatua doble de arenisca de un comerciante en el templo del rey tutmosis III llamado Mah. También se encontararop 150 pequeñas estatuillas hechas de barro y madera.

Tres nuevas tumbas milenarias fueron descubiertas el mes pasado en una excavación al noreste de Egipto. El hallazgo incluye huesos, fragmentos de arcilla e incluso varios sarcófagos de diferentes tamaños que, según los arqueólogos, arrojarán más luz sobre cómo vivió la gente de la zona hace 2.000 años. Y, obviamente, de como murió. El análisis de los fragmentos de arcilla pone la fecha de los entierros en estas tumbas en un período de tiempo que se extiende por varios siglos, entre la 27ª dinastía (525 a 404 aC) y la época grecorromana (332 aC a 395 dC). "Esto sugiere que el área fue un gran cementerio durante un largo período de tiempo", contó el jefe del Ministerio de Antigüedades del antiguo sector egipcio, Ayman Ashmawy, a Ahram Online.

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de
 Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.