La sonda Cassini se 'inmola' en directo en la atmósfera de Saturno

Ilustración de Cassini cerca de Saturno. /Pixabay

La sonda Cassini, un programa internacional de las agencias espaciales estadounidense y europea, NASA y ESA, así como de la agencia espacial italiana ASI, y otros colaboradores internacionales de 19 países,  se ha desintegrado hoy en la atmósfera de Saturno acabando así con una misión de 20 años en la que ha contribuido a desvelar los secretos del sexto planeta del Sistema Solar como ninguna otra nave ha hecho.

Con el poco combustible que le quedaba, la nave ha mantenido la antena orientada hacia la Tierra para transmitir datos hasta el último momento antes de perder el control y desintegrarse por completo en la atmósfera del planeta. La nave ha ardido poco después de entrar en las capas más externas de la espesa envoltura de gases que lo rodea.

"Este es el final de la misión", ha dicho Earl Maize, jefe del Programa Cassini, durante la retransmisión en directo que ha hecho posible el canal de Youtube del NASA Jet Propulsion Laboratori. . "Espero que todos estéis orgullosos de este increíble éxito", añadió emocionado. En Twitter, la NASA escribía: “Nuestra nave espacial ha entrado en la atmósfera de Saturno, y hemos recibido su transmisión final”.

A partir de las 06:00 horas en Lima (Perú), México D.F. (México) o Bogotá (Colombia) (07:00 en Nueva York, EE.UU, y 13:00 en Europa central) de hoy, se ha podido seguir en directo a través de este Finalmente, y como estaba previsto, poco antes de las 07:00 horas, se perdió la señal hasta que la nave se desintegró por completo.

En 2004, la nave llegó a Saturno, como parte de una misión que pretendía revelar los misterios de este planeta, que se consideraba menos interesante que su hermano mayor Júpiter. Las miles de fotografías realizadas por la nave en su travesía, no solo del planeta sino de sus espectaculares anillos y de las docenas de pequeños mundos que lo orbitan, han cambiado radicalmente nuestra visión de Saturno.

Después de veinte años viajando por el espacio, ya agotó todas sus reservas de combustible y su vida útil ha acabado. Hoy, en el día de su última misión, nombrada la Grand Finale, se ha dejado caer en Saturno de forma controlada, convertida en una gran bola de fuego ardiendo en la atmósfera del planeta. La inmolación empezó ya en abril de este año, con una serie de 22 zambullidas en la brecha entre Saturno y sus anillos (un espacio de 2.400 km) para acabar hundiéndose hoy en el planeta al que se aproximó todos estos años, desde su lanzamiento en 1997. El 11 de septiembre, la sonda se aproximó, por última vez, al satélite más grande de Saturno, Titán, tras lo cual comenzó su vuelo final hacia la superficie del planeta.

Preparada para trabajar hasta el final

Durante su inmolación, la nave no ha dejado de enviar información. El descenso se ha aprovechado para seguir estudiando Saturno lo más cerca posible. Ocho de sus instrumentos (CDA, CIRS, INMS, MAG, MIMI, RPWS, RSS, UVIS) estaban activos y recopilando datos durante la inmersión final, transmitiéndolos a la Tierra en tiempo casi real. Las señales de radio tardan unos 83 minutos en atravesar los 1.400 millones de kilómetros que separan la Tierra de Saturno. Una de las tareas encomendadas para los últimos minutos de la misión es arrojar luz sobre uno de los misterios de este planeta gaseoso. ¿Los anillos se formaron al mismo tiempo que Saturno o son más jóvenes? Para ello, Cassini tenía previsto medir su masa en sus últimos instantes antes de desintegrarse. Las actualizaciones de la misión se han seguido en Twitter a través del perfil @CassiniSaturn, que también comparte la ESA en @esascience y @esaoperations desde su centro en Darmstadt (Alemania). 

Cassini no fue concebida para buscar vida extraterrestre, pero la información enviada por la sonda descubrió que géiseres de cristales de agua brotaban del polo sur de Encelado, una de las lunas de Saturno, lo que podía ser indicativo de la existencia de un océano profundo debajo de la corteza helada. Y donde hay agua, hay un potencial para la vida tal y como la conocemos. Y esto no es lo único que ha conseguido transmitirnos esta misión, lee aquí las lecciones que esta nave nos ha dado durante sus 20 años de servicio. A finales de agosto, la NASA recibió la secuencia de imágenes de una inmersión de Cassini en Saturno, en las que se aprecia cómo sonda atraviesa sus anillos. La agencia espacial divulgó un pequeño corto con la atípica travesía, que puedes ver aquí.

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de
 Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.