Un meteorito gigante sería la causa del movimiento tectónico de la Tierra

C. O'Neill et al./Nature Geoscience, 2017

Una de las probables causas del inicio del movimiento tectónico de las placas litosféricas en la Tierra fue la colisión de nuestro planeta con un meteorito gigante. A esta conclusión llegaron los científicos de Australia, simulando procesos que podrían haber ocurrido en el manto y la litósfera hace cuatro mil millones y medio de años. Nature Geoscience publica los resultados de la investigación.

Los científicos realizaron una simulación por computadora de los eventos que podrían haber ocurrido en las referidas capas de la superficie del planeta después de la caída de un meteorito, usando el método de Monte Carlo. En el modelo utilizaron datos sobre el número y el tamaño de los asteroides en esta etapa del desarrollo del sistema solar, su velocidad probable y el flujo de calor durante una colisión.

 

El estado del manto terrestre después de la caída de meteoritos de diferentes tamaños a una velocidad de 16 kilómetros por segundo. Las 6 imágenes inferiores representan una secuencia de estados durante la caída de un meteorito grande con un radio de 1000 kilómetros.
C. O'Neill y otros / Nature Geoscience, 2017


La simulación por ordenador mostró que la caída de un meteorito habría conducido a la excitación de una anomalía de temperatura en el manto. En este cupuesto, la anomalía se desarrolla y provoca que el material salga de las capas profundas hacia afuera y que las capas originalmente formadas de la corteza terrestre se sumerjan en la profundidad del manto.

Simulando procesos, que sucedieron con las capas exteriores de la corteza terrestre después de una colisión con meteoritos de diferentes tamaños, los investigadores demostraron que en respuesta a cualquier fuerte perturbación inicial en el momento de la colisión en el manto de la Tierra comenzó una transición lenta a un estado estable, con una corteza delgada y zonas de subducción. Sin embargo, este estado se diferencia del moderno, por eso los científicos han sugerido que durante la formación de la corteza terrestre moderna se produjeron varios choques sucesivos con meteoritos (el radio de uno de ellos tendría que haber sido al menos de 1.000 kilómetros).

Como resultado de estas colisiones, pudo formarse un régimen oscilatorio con dos estados metaestables. Los resultados de la simulación mostraron que entre estos estados, hubo varias transiciones con un período de 100 millones de años, después de lo cual, hace unos cuatro mil millones de años, como resultado de la refrigeración y engrosamiento de la litósfera, se formó un nuevo estado relativamente estable.

El estudio también mostró que, además de los movimientos tectónicos, una colisión de este tipo pudo haber conducido a la formación del campo magnético moderno de la Tierra.

Alexánder Dubov

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.