El herpes genital lleva con nosotros dos millones de años. Esta es la especie que nos contagió

'Parathropus boisei'. /Universidad de Cambridge

Los homininos (Hominina) son una subtribu de primates homínidos caracterizados por la postura erguida y por andar de pie. En algún lugar hace entre 3 y 1,4 millones de años, el virus HSV2, manifestado como herpes genital, pasó de los simios africanos hacia nuestros antepasados humanos, probablemente a través de una especie de hominino intermedio no relacionado directamente con los humanos modernos.

Ahora, un equipo de científicos de las universidades de Cambridge y Oxford Brookes (Reino Unido) creen que pueden haber identificado al culpable de este contagio: Parathropus boisei, un pesado hominino bípedo con un cerebro pequeño y una cara redonda y achatada. El estudio, que se ha publicado en la revista Virus Evolution sugiere que P. boisei probablemente contrajo la infección de HSV2 a través de la búsqueda de carne de un chimpancé ancestral, ya que la infección se filtra a través de mordeduras o llagas abiertas.

El HSV2 no es el único virus con raíces evolutivas desconocidas. El herpes labial, HSV1, también nos acompaña desde lo más profundo de nuestro árbol genealógico, pero a diferencia de este, cuando los protohumanos se separaron del linaje que dio lugar a los chimpancés hace 7 millones de años, no se llevaron con ellos el herpes genital. Los miembros que tenían HSV1 podrían haber estado protegidos contra HSV2, que también infecta la boca, pero solo hasta que este segundo se adaptara “a un nicho diferente de mucosa", concretamente el localizado en los genitales, dicen los científicos.

Historias de cuasicanibalismo

Pero sigamos con la cadena de contagio: la aparición de Homo erectus hace alrededor de 2 millones de años fue acompañada por la evidencia de la caza y la carnicería. El contacto entre P.boisei y nuestro antepasado Homo erectus habría sido bastante común en torno a las fuentes de agua, como el lago Turkana de Kenia. Esto proporcionó la oportunidad para que HSV2 entrara en nuestra línea de sangre, a través del consumo de material infectado de P.boisei.

"El herpes infecta todo, desde los humanos hasta los corales, cada especie tiene su propio conjunto específico de virus. Para que estos virus salten las barreras de las especies, necesitan una mutación genética adecuada, combinada con un intercambio de fluidos significativo ", lo que se produce a a través del consumo o el coito, o posiblemente ambos, explica en un comunicado la autora principal, la doctora Charlotte Houldcroft, viróloga del Departamento de Arqueología de Cambridge (Reino Unido).

Los investigadores recogieron datos que van desde hallazgos fósiles hasta el ADN del herpes y los antiguos climas africanos. Usando la modelización bayesiana de redes que el ingeniero que participa en el proyecto, Krishna Kumar, utiliza para predecir los requisitos de infraestructura a escala de la ciudad. Así, el equipo generó probabilidades de transmisión de HSV2 para el mosaico de especies de homínidos que vagaban por África en tiempos remotos.

De este modo, los investigadores descubrieron al jugador clave en todos los escenarios con mayores probabilidades, Parathropus boisei.  El equipo cree que su metodología se puede utilizar para desentrañar los misterios de la transmisión de otras enfermedades antiguas - como los piojos del pubis humanos, también introducido a través de un hominino intermedio de gorilas ancestrales hace más de 3 millones de años.

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.