Proxima Centauri b es un 'punto verde pálido' y no porque esté cubierta de árboles

Representación artística de la superficie de Proxima Centauri b. /'Syfy'

Proxima Centauri b, un exoplaneta que orbita a la estrella Proxima Centauri a solo 4,2 años luz del sistema solar, es el lugar más cercano en el que podría existir vida. Su radio sigue siendo un misterio. Sin embargo, los científicos saben que es alrededor de 1,3 veces más masiva que la Tierra, lo que sugiere que se trata de un planeta rocoso. Y ahora, se conoce también el color de su aura: este planeta debería verse de un verde brillante, pero no necesariamente porque esté cubierto en plantas frondosas.

Investigadores de la Universidad de Washington (EE.UU.) han encontrado una manera de caracterizar las auroras potenciales en Proxima Centauri b y encontraron que, si el planeta muestra el oxígeno en su atmósfera, estas pueden dar a la atmósfera un tinte verdoso. Según la investigación que han publicado en Astrophysical Journal, estas auroras, además, serían al menos 100 veces más brillantes que en la Tierra, tanto como para ser visibles con telescopios muy potentes. Proxima Centauri es una estrella pequeña, más tenue que nuestro Sol, por lo que su zona habitable es más cercana a ella que la del sistema solar al Sol. Por ello, Proxima Centauri b está 20 veces más cerca de su estrella que la Tierra al Sol, y su año (el tiempo que tarda en completar una órbiat) es de 11,2 días terrestres.

Estrella más tenue pero más activa

Aunque menos brillante, la estrella es más activa que nuestro Sol y expulsa llamaradas más frecuentemente, lo que envía al planeta radiación que podría ser perjudicial para la potencial vida. Pero las mismas llamaradas pueden ayudar a los científicos a comprender mejor el planeta. Si Proxima Centauri b tiene un campo magnético, puede capturar las partículas cargadas en ellas y embocarlas hacia los polos, creando brillantes pantallas aurorales, aseguran. 

Observar auroras más allá de los límites de nuestro sistema solar no es únicamente un placer para la vista, este fenómento puede ayudar a los investigadores a caracterizar la atmósfera del planeta. En la Tierra, el brillo diferente del color de las auroras del norte y el sur corresponde a las reacciones con diferentes moléculas en la atmósfera. Si Proxima Centauri b tiene una atmósfera y un campo magnético, la luz verde de las auroras sería 100 veces más fuerte que en la Tierra. Debido a este potencial de luz verde, los investigadores denominaron a ese mundo "un punto verde pálido", en referencia al científico y divulgador Carl Sagan, cuando llamó dijo de laTierra que era "un punto azul pálido".

El exoplaneta fue descubierto en agosto y podría ser el primero fuera de nuestro sistema solar en ser visitado algún día por robots terrestres. Además, orbita en una zona temperada alrededor de su estrella Proxima Centauri, a unos 4 años luz de nosotros. Además, podría estar cubierto de océanos, según un estudio publicado el año pasado por investigadores del Centre national de la recherche scientifique de Francia (CNRS, por sus siglas en francés).

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de
 Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.