Calcio potencia reproducción de células T mediante el uso de azúcar

Pixabay

Un señalizador de calcio puede potenciar el uso que hacen las células inmunes de nutrientes necesarios para multiplicarse y conformar un ejército para combatir virus. Un trabajo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York (EE.UU.), publicado en Immunity, da cuenta del hallazgo en células humanas y ratones.

Las células T, tipo de glóbulo blanco, cuando son activadas por un invasor, se dividen y multiplican en un ejército de clones preparados específicamente para atacar a ese invasor. Ahora sabemos que pueden utilizar la energía de azúcar en la sangre (glucosa) para ello, aunque depende del flujo de calcio en las células, un mecanismo no reconocido previamente, dicen los autores.

Al recibir la señal correcta -que en este caso es el reconocimiento de partículas virales- las células T abren canales en sus membranas externas, dejando que el calcio se acelere para activar la proteína NFAT, un factor de transcripción que activa los genes, dicen los investigadores.

Se trata en particular de la entrada de calcio almacenada (SOCE) la que controla la activación de NFAT y su capacidad para activar genes que procesan la glucosa. Ello, en cooperación con la enzima calcineurina.

Durante el SOCE, el calcio entra en las células T a través de los canales activados por liberación de calcio (CRAC), dicen los autores. El equipo de investigación encontró que los ratones genéticamente modificados para carecer de genes que construyen estos canales eran menos capaces de combatir las infecciones virales. La re-introducción de estos genes restauró la capacidad de combatir la infección.

Los investigadores también aislaron células T de pacientes humanos con deficiencias de canal CRAC, lo que se da en enfermedades muy raras. El nuevo estudio encontró que las células T en estos pacientes no se multiplican (proliferan) y no toman y utilizan la glucosa.

Los resultados del estudio también son relevantes para las enfermedades autoinmunes, donde un sistema inmunológico alterado ataca indebidamente tejidos sanos. Los tratamientos a estas atacan la eficiencia de las células T, abriendo la posibilidad a otras enfermedades por un sistema inmunológico debilitado.

"Sobre la base de estos resultados, vamos a mirar más de cerca en futuros experimentos sobre cómo SOCE regula el metabolismo de las células inmunes durante las enfermedades autoinmunes, así como la respuesta inmune contra el cáncer", dice el co-primer autor Martin Vaeth.

Actualmente se investiga si una clase de fármacos llamada inhibidores del canal CRAC puede usarse de manera segura contra enfermedades autoinmunes e inflamatorias, lo que hace que el reciente estudio adquiera mayor relevancia.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.