Esta proteína impide que quemes grasa para regular tu calor y bajes de peso

Imagen térmica de un ratón, mostrando en blanco la ubicación de la grasa marrón, que genera calor (Nuria Matesanz, CNIC).

Científicos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) han identificado una proteína que podría mejorar significativamente las terapias para reducir el peso corporal: la MKK6, según las doctoras Guadalupe Sabio y Nuria Matescan, controla la conversión de la grasa acumulada blanca en marrón, la misma que el cuerpo quema para mantener su temperatura. El estudio se publica hoy en Nature Communications.

La obesidad es una epidemia mundial, con sobrepeso u obesidad que afecta a aproximadamente 2200 millones de personas en todo el mundo.

El equipo analizó muestras de tejido graso de pacientes obesos del Hospital Universitario de Salamanca y encontró que contenían niveles inusualmente altos de MKK6. Mediante el uso de modelos animales, un análisis posterior demostró que esta impedía la conversión del tejido adiposo blanco —almacén de exceso de calorías— en marrón, la grasa "buena" que quema lípidos para mantener la temperatura corporal.

Esta se activa por frío para "generar calor en lugar de almacenar grasa", explicó Sabio. Pero la observación más interesante es que "el tejido adiposo blanco se puede convertir en tejido adiposo marrón, aumentando así la temperatura corporal".

Los ratones que carecen de MKK6 tienen más grasa parda; estos ratones están protegidos contra la obesidad y la energía anormal.

El estudio también mostró que la eliminación de MKK6 después de que los ratones se habían vuelto obesos detuvo el desarrollo posterior de la obesidad y condujo a una disminución en el peso corporal.

“Aunque se sabe que ciertos MKK y sus vías en sentido descendente se activan en el tejido adiposo humano con la obesidad, aún se desconoce el papel de MKK6. El análisis de los niveles de proteína de MKK6 en la grasa de ratones magros y obesos (alimentados con dieta alta en grasas durante 8 semanas) reveló niveles notablemente más altos de MKK6 en grasa blanca epididimaria (eWAT) y grasa subcutánea (sWAT) que los ratones alimentados con una dieta estándar. No se observaron diferencias en el músculo y el hígado”, señala el trabajo.

La conversión de la grasa blanca en marrón ha concitado la atención de la ciencia en años recientes como camino seguro hacia la pérdida de peso. Un grupo de investigadores de las universidades de Columbia y Carolina Norte (EE.UU.) ha desarrollado un dispositivo capaz de disolver la grasa con solo colocar un pequeño parche cargado de medicación sobre las partes del cuerpo donde se acumula grasa, desencadenando la transformación de la misma mediante mecanismos nanotecnológicos.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.