Revelan la asociación entre azúcar y cáncer en el crecimiento de tumores

Un proyecto de investigación conjunta de nueve años realizado por The Flanders Institute for Biotechnology, cuyos resultados publica Nature Communications, ha aclarado cómo el efecto Warburg, un fenómeno en el que las células cancerosas descomponen rápidamente los azúcares, estimula el crecimiento del tumor.

Con ello, queda más definida la correlación positiva entre el azúcar y el cáncer, que puede tener impactos de gran alcance en dietas hechas a medida para pacientes con cáncer.

La investigación se enfocó desde el inicio en el efecto Warburg, o la observación de que los tumores convierten cantidades significativamente más altas de azúcar en lactato en comparación con los tejidos sanos, lo cual, no se sabía si era efecto sintomático del cáncer o una causa.

Si bien las primeras investigaciones sobre el metabolismo de las células cancerosas se centraron en el mapeo de las peculiaridades metabólicas, este estudio aclara el vínculo entre la desviación metabólica y la potencia oncogénica en las células cancerosas.

Johan Thevelein, uno de los autores, señala que el trabajo concluye que el azúcar hiperactivo de las células cancerosas “conduce a un círculo vicioso de estimulación continua del desarrollo y crecimiento del cáncer. Por lo tanto, es capaz de explicar la correlación entre la fuerza del efecto de Warburg y la agresividad del tumor”.

La investigación de células de levadura fue esencial para el descubrimiento, ya que estas células contienen las mismas proteínas 'Ras' comúnmente encontradas en las células tumorales, que pueden causar cáncer en forma mutada. Al usar la levadura como organismo modelo, el equipo de investigación examinó la conexión entre la actividad de Ras y el metabolismo del azúcar altamente activo en la levadura.

"Hemos observado en la levadura que la degradación del azúcar está vinculada a través de la fructosa 1,6-biofosfato intermedia a la activación de las proteínas Ras, que estimula la multiplicación de las células de levadura y cáncer”, señala Thevelein. "La principal ventaja de usar levadura fue que nuestra investigación no se vio afectada por los mecanismos reguladores adicionales de las células de mamíferos, que ocultan procesos subyacentes cruciales. Así pudimos dirigir este proceso a las células de levadura y confirmar su presencia en células de mamíferos.

Sin embargo, los hallazgos no son suficientes para identificar la causa principal del efecto de Warburg. Se necesitan más investigaciones para descubrir si esta causa primaria también se conserva en las células de levadura. No obstante, la presente investigación sirve de base para futuras exploraciones en este dominio, que ahora se pueden realizar con un enfoque mucho más preciso y relevante.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.