Templo de Ramsés II fue descubierto en Abusir

Partes del templo del Rey Ramsés II (1279-1213 a.C.) junto con restos de relieves de deidades solares fueron desenterradas por una misión de investigadores egipcios y checos durante el trabajo de excavación de Abusir (cercana a El Cairo), confirmó la agencia gubernamental de antiguedades de Egipto. El hallazgo, replicado por el medio Ahramonline arrojaría nuevas luces sobre la vida durante la Dinastía XIX, hace más de 3.000 años. 

Usermaatra Setepenra, Ramsés Meriamón, o Ramsés II fue el tercer faraón de la Dinastía XIX de Egipto y gobernó unos 66 años. Es uno de los faraones más célebres, debido a la gran cantidad de vestigios que perduran de su activo reinado.

Por otro lado, Abusir es un yacimiento arqueológica egipcia, concretamente una en una necrópolis del Imperio Antiguo en la ribera del Nilo. Recibe el nombre de un pueblo vecino. En el Antiguo Egipto se llamó Dyedu. Se ubica a varios kilómetros al norte de Saqqara, y fue usado como uno de los cementerios de la élite antigua. En 1979, el conjunto de Menfis (que incluye necrópolis y campos de pirámides Guiza, Abusir, Saqqara y Dahsur) fue declarado patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

Según indicaron representantes de la misión al referido medio local, el templo se localiza en un área que forma una transición natural entre una terraza del Nilo y una llanura aluvial en Abusir. 

El templo mide 32 por 52 metros y tras este había un amplio patio con construcciones de almacenamiento en el lado derecho e izquierdo del complejo. Los análisis llevados a cabo hasta el momento sugieren que columnas de piedra conformaron las paredes a los lados del patio, que al menos en ciertas zonas estaba pintado de azul.

Al final del patio, una rampa o escalera lleva a un santuario de piedra elevado cuya parte trasera estaba dividida en tres cámaras paralelas. De acuerdo al equipo, los restos de este edificio, que constituyen el núcleo de este complejo, estuvieron cubiertos por grandes depósitos de arena y trozos de piedra con fragmentos de relieves policromados. 

Los restos no solo ayudaron a dar una idea de la decoración del santuario, sino también funcionaron para ayudar fechar el complejo entero. 

Se halló también una pieza en la que están grabados distintos títulos de Ramsés II, y otra conectada con el culto de divinidades solares como Ra, Amón, y Nekhbet. 

El descubrimiento del templo de Ramsés II brinda evidencias únicas de construcción y las actividades del rey en el área de Memphis; también da cuenta del estatus del culto al dios Ra, que fue venerado en Abusir desde la V dinastía hasta el Nuevo Reino. 

Daniel Meza
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.