Guía práctica para no perderte de la lluvia de meteoros este fin de semana

Las Oriónidas se lucen este fin de semana (Flickr).

Además del show celestial de Urano, luciéndose en el cielo para el ojo de quien lo busque allá arriba por estos días, este fin de semana otro espectáculo astronómico promete deslumbrar: las oriónidas, una lluvia de meteoritos de alta velocidad alrededor de la constelación de Orión, serán más visibles entre el 20 y 22 de octubre, ya que la Tierra recibirá un chorro de estas partículas casi de manera frontal.

Estas provienen del Cometa 1P / Halley, mejor conocido como Halley, que pasa por la Tierra cada 75 a 76 años (la última vez, en 1986). Su paso alrededor del Sol deja un rastro de cometas, que se evidencian cuando se alinean con la Tierra y el astro en mayo (con las lluvias Eta Acuáridas) y en octubre y noviembre, con las Oriónidas.

Los cometas están compuestos por gases como el metano, el amoníaco, el dióxido de carbono y el vapor de agua, congelados. Estos gases se calientan cuando el cometa se acerca al Sol y recibe su luz. A medida que los gases se calientan y se expanden, el viento solar -la corriente de partículas cargadas que fluye despedida del Sol- sopla este material hacia la cola del cometa.

 

Para dar con la lluvia

El experto en meteoros de la NASA, Bill Cooke, es citado por el portal Space para precisar que a eso de las 2:00 a.m. se dará la mejor visualización el 21 de octubre y el 22 de octubre. Este año presentará una excelente oportunidad para ver esta lluvia, ya que la luna en cuarto creciente solo se verá en cielo como una astilla y se pondrá poco después de la puesta del sol, asegurando que su luz no obstaculizará la vista antes de que los meteoros inicien su show, aunque si te lo pierdes en esos días aún podrás presenciarlo hasta el 29 de octubre, siempre y cuando la luna con su luz no dificulte la visibilidad de los meteoros.

La lluvia puede alcanzar picos de hasta 80 meteoros por hora, aunque promedia en 20 o 30, que viajan a una velocidad promedio de 238,000 km / h, pese a que la mayoría son tan pequeños como un grano de arena y se desintegrarán al contacto con la atmósfera de la Tierra (su rozamiento con esta al entrar en ella es lo que genera el rastro luminoso que nos deslumbra).

La constelación de Orión muestra al guerrero con espada y arco en mano. Cerca a la estrella Betelgeuse se podrá ver la lluvia (Wikimedia Commons).

Los meteoritos de Orión son visibles desde cualquier lugar de la Tierra y en cualquier parte del cielo. Sirve como referencia dar en el cielo con la constelación de Orión, el cazador: el hombro del brazo que lleva levantado, donde se ubica la estrella de Betelgeuse, pero no mires directamente a este lugar, dijo Cooke, "porque los meteoritos cercanos a la radiante tienen senderos cortos y son más difíciles de ver, así que conviene apartar la mirada de Orión".

Claro está, alejarse de lugares muy iluminados y dejar que los ojos se adecúen a la oscuridad de la noche es conveniente también. Ya que los meteoritos de las Oriónidas son particularmente tenues, se recomienda establecerse en zonas lo más oscuras posibles, provistos de un reloj despertador que nos alerte a las 2 a.m. para tornar los ojos al cielo y disfrutar las luces hasta la salida del Sol. Si logras divisar un destello en el cielo, de los que se llaman estrellas fugaces, hay un 75% de probabilidades de que se trate de uno de los meteoritos de las oriónidas.

 

Planificación y ubicación en la palma de la mano

Si no estás muy familiarizado con la observación astronómica amateur ni cuentas con un telescopio en el patio, emplear tu smartphone para no perderte de la lluvia de meteoros puede ser una buena idea.

Star Chart, Meteor Shower Calendar y Telescope HD son buenas y populares apps gratuitas para Android. La primera te permitirá ubicar en el cielo fácilmente a la constelación de Orión, donde se montará el show; la segunda (también disponible para iOS) cuenta con recordatorios para informarte sobre las fechas y avances de la lluvia; y la tercera emplea la lente de la cámara de tu teléfono como si fuera un telescopio, con limitaciones claro, para ponerle zoom a los cuerpos celestes en el firmamento.

Mientras que para iOS Dark Sky Meter (US$0,99) y Dark Sky (US$3,99) pueden darte un diagnóstico preciso de cómo se comportarán las nubes y cuál será la visibilidad proyectada para la noche en que decidas bañarte bajo esta lluvia de meteoros.

Octubre y mayo no son los únicos meses en que puedes deleitar la vista con lluvias de meteoritos. Si la luna está llena o casi llena, es posible que no veas muchos meteoritos en las noches de esos meses, pero el calendario es como sigue:

Cuadrántidas - diciembre/enero 
Líridas - abril
Perseidas - agosto
Oriónidas - octubre
Leónidas - noviembre
Gemínidas - diciembre

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.