Los perros se han vuelto expresivos para comunicarse con nosotros

Ya sabíamos, por ejemplo, que los gatos domésticos maúllan mucho más que sus contrapartes salvajes, porque han perfeccionado la vocalización como una herramienta para comunicarse con los humanos. Pero, al parecer, nuestros compañeros felinos no son los únicos que han evolucionado para entenderse más con nosotros, los perros han hecho lo mismo con las expresiones faciales. Una investigación publicada en la revista Scientific Reports afirma que los perros tienen gestos mucho más expresivos cuando están en presencia de personas que cuando están solos o con otros perros, y que usan sus rostros como una herramienta de comunicación, no para expresar emociones.

Los científicos estudiaron a 24 perros de compañía, con edades comprendidas entre 1 y 12 años que fueron atados a un metro de distancia de un ser humano. Las expresiones faciales de los animales fueron analizadas durante una serie de interacciones, utilizando DogFACS, una herramienta científica de análisis facial de perros.

Los humanos interactuaban con las mascotas de dos maneras: mirando directamente al perro o dándole la espalda. Además, el equipo probó las expresiones faciales del can con una chuchería de regalo o sin ella. Los perros mostraron muchos más cambios en el rostro cuando el humano les miraba directamente, tuviera este o no algo de comer para regalarle al perro. Los datos se acompañan de los obtenidos en el trabajo previo de la autora principal del estudio, la investigadora Juliane Kaminski de la Universidad de Portsmouth (Reino Unido), que demostró que los perros pueden saber cuándo un humano está prestando atención (y son más propensos a robar comida cuando los humanos están distraídos), por lo que el hallazgo parece indicar que la atención y las expresiones faciales están vinculadas.

La expresión de los ojos de un cachorro de ceja levantada fue la expresión facial más común de las que grabaron, una que tiende a suscitar simpatía en los humanos. Esto, cree Kaminski, podría ser una señal de que los perros han desarrollado expresiones faciales debido a la domesticación. Según cuenta Kaminski, "los perros domésticos tienen una historia única: han vivido junto a los humanos durante 30.000 años y durante ese tiempo las presiones de selección parecen haber actuado en función de la capacidad de los perros para comunicarse con nosotros". No se sabe aún cómo entienden ellos nuestras expresiones faciales, por lo que es difícil determinar si pueden comprender el estado emocional de otro ser o si simplemente usan conductas aprendidas para una situación concreta. Por eso, los científicos no se ponen de acuerdo sobre si los perros tienen o no empatía cognitiva.

Un polémico estudio publicado en julio sugiere que, en alrededor de una década, podremos hacer lo mismo que el Dr Doolittle (Eddy Murphie, 1998): hablar con nuestras mascotas. Unos traductores de mascotas que convertirán ladridos o maullidos en palabras estarían muy cerca de estar disponibles en el mercado, de acuerdo con un informe de Shop The Future hecho para la gigante de ventas por Internet, Amazon. Uno de los autores del trabajo es el futurólogo y experto en temas de consumo William Higham, quien desde su empresa The Next Big Thing ha trabajado con distintas firmas del mundo brindando dando asesoría sobre lo que necesitarán los consumidores a futuro. Según Higham,  “la cantidad de dinero gastada hoy en mascotas, hoy prácticamente unos bebes para muchas personas, significa que hay bastante demanda”. 

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter
.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.