Estas aves fueron capaces de sobrevivir al cataclismo que extinguió a los dinosaurios

Holotipo y restos de la vegavii (Museo Bernardino Rivadavia).

Una reciente investigación del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia en Buenos Aires, Argentina, propone que unas aves similares a los gansos y que comparten rasgos con estos y patos y pollos, sobrevivió al proceso de extinción que acabó con los dinosaurios al final del Cretácico, hace 66 millones de años. La revista The Science of Nature publica los resultados.

Las Vegaviidae, un grupo recién nombrado de aves acuáticas, están ahora extintas, son las primeras que la ciencia reconoce como sobrevivientes a la extinción masiva, dice Federico Agnolin, miembro del equipo del museo.

Ya en 2005, la especie acuática Vegavis iaai, descubierta en la isla Vega, en la Antártida Occidental, había sido reconocida por la ciencia como tal, pero los recientes trabajos argentinos revelan que no estuvo sola en su hazaña por sobrevivir al cataclismo que borró de la Tierra a las especies no-aviares de dinosaurios.

El año pasado, los paleontólogos describieron un segundo fósil de Vegavis que incluía una siringe, la versión para las aves de las cuerdas vocales, y concluyeron que estas aves graznaban como gansos.

Un análisis comparativo con otros fósiles de aves de las regiones polares del sur reveló que la especie Vegavis formaba un grupo con otras tres especies y algunos fósiles sin nombre, en su mayoría fragmentarios, conjunto que ha sido bautizado ahora como Vegaviidae.

Dos de los Vegaviidae vivieron durante el Cretácico superior: la Polarornis gregorii en la Antártida y la Neogaeornis wetzeli en Chile. La tercera especie, Australornis lovei, apareció más bien poco luego de la extinción de los grandes saurios en Nueva Zelanda, lo que sugiere que sobrevivió a la extinción masiva.

Los indicios en los huesos de las Vegavis y Polarornis señalan que estos crecieron rápidamente, algo que también ocurre en las aves modernas, lo cual habría sido un factor crítico en su supervivencia, en comparación con otras especies aviares que perecieron al final del Cretácico como los Enantiornithes o pájaros opuestos.

“Además, los vegaviids representan el primer linaje aviar que definitivamente cruzó el límite K-Pg [la transición del Cretácico al Paleógeno], lo que apoya la idea de que algunos clados aviares no se vieron afectados por el evento de extinción masiva mesozoico final, contrarrestando las interpretaciones previas. El reconocimiento de Vegaviidae indica que las aves modernas se diversificaron en los continentes del sur durante el Cretácico y refuerza la hipótesis que indica el papel importante de Gondwana para la historia evolutiva de Anseriformes y Neornithes como un todo”, concluye este trabajo.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.