Origen africano de la humanidad tambalea con hallazgo de dientes fósiles de 10 millones de años

Mainz Natural History Museum

Un equipo de científicos anunció el descubrimiento en Alemania de un diente fósil de unos 10 millones de años de antigüedad que no encaja en la línea del tiempo de la historia humana establecida.

Lo sorpresivo de este hallazgo es que es similar a los dientes de los ancestros primitivos de la humanidad, los homininis. Hasta el momento, solo hemos visto dientes como estos en África y no Europa. Y la intriga es aun mayor: los fósiles que se conocían hasta ahora eran millones de años más recientes. El trabajo puede ser descargado desde este enlace.

Según declaró a ResearchGate Herbert Lutz, autor principal del estudio y científico del Mainz Natural History Museum (Alemania), estamos ante un hallazgo totalmente nuevo, algo previamente desconocido para la ciencia.


Mainz Natural History Museum

Un diente llamativo

El material en cuestión fue encontrado cerca de Eppelsheim en setiembre del 2016, y reveló dos dientes muy bien preservados que datan de hace 9.7 millones de años. Históricamente, la región referida es bien conocida por producir fósiles y uno de estos dientes (un molar superior derecho) comparte características con otros especímenes hallados cerca. Pero el otro diente, un canino superior izquierdo, decía algo más: los investigadores indican que su morfología y características lo acercan a los dientes de especies homininis incluyendo a los australopitecos (cuyo ejemplo más famoso es el de Lucy).

El tema es que Lucy es un poco mayor a los 3 millones de años, y se creía que los ancestros de los humanos solo empezaron a migrar fuera del África (hacia Europa y Asia) alrededor de los 100.000 años. La intriga es: a quién o quiénes pertenecían estos dientes fuera de su tiempo y cómo llegaron a parar ahí.

Lutz especuló: “Estos dos dientes de un individuo pueden sugerirnos que hubo una población como él. Es un completo misterio de dónde viene, y por qué nadie ha hallado un diente como este en alrededores antes”.

Reescribiendo la historia

El equipo cree que es posible que la especie de la que viene el diente pueda estar relacionada a homininis más recientes del África, lo que significaría que este desconocido grupo de primates existió en Europa incluso antes de que estuvieran en el África.

Una explicación alternativa es que las similitudes en los caninos sean resultado de la evolución convergente (la similitud con el hominini africano se desarrolló por separado en locaciones alejadas y por azar).

Lutz considera que estos hallazgos demuestran lo grande que pueden ser los hoyos del conocimiento establecido y actualmente continúa en la búsqueda de respuestas sobre los fósiles en cuestión.

Explicaciones menos “revolucionarias”

Si bien el equipo cree que los nuevos dientes son un nuevo giro para lo que se sabe de la historia humana, otros creen que no es para tanto.

El paleoantropólogo Bence Viola, de la Universidad de Toronto (Canada), cree que el segundo diente no pertenece a un hominini ni a un hominoideo. En lugar de eso, cree que el diente podría pertenecer a un grupo más distante llamado pliopitecoideos.

Pero no lo sabremos a ciencia cierta hasta que el equipo pueda analizar los fósiles en aun mayor detalle, incluyendo edad, hábitos dietéticos. Por el momento, solo queda esperar.

El origen europeo de la humanidad ya se ha discutido antes. El lugar en el que vivió el último ancestro común de los humanos y nuestro primo más cercano, el chimpancé bonobo, es uno de los temas más discutidos en paleoantropología. Hasta ahora, la literatura científica ha asumido que los linajes divergieron hace entre cinco y siete millones de años y que los primeros prehumanos se desarrollaron en África. Sin embargo, una investigación internacional llevada a cabo por el Centro Senckenberg para la Evolución Humana, la Universidad de Tubinga (ambos en Alemania), y la Academia de Ciencias de Bulgaria afirma que la división sucedió varios cientos de miles de años antes de lo que se suponía. Y no solo eso: los investigadores afirman que el lugar en el que se produjo fue el Mediterráneo oriental y no, como se suponía hasta ahora, África.

 

Daniel Meza
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.