Al descubierto: Marte tiene una cola magnética y está trenzada

NASA/MAVEN

La nave espacial NASA Mars Atmosphere and Volátil Evolution Mission (MAVEN) está en órbita alrededor de Marte, recopilando datos del vecino planetario, y sobre cómo perdió gran parte de su atmósfera y agua.

Y en su misión, MAVEN ha descubierto que Marte tiene una "cola" magnética invisible que se retuerce por la interacción con el viento solar. El proceso que la genera también tendría relación con el adelgazamiento de la atmósfera del planeta, según el equipo.

Gina DiBraccio del Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland, señala que la de Marte es una cola sin igual en el Sistema Solar: "No es como la magnetocola que se encuentra en Venus, un planeta sin un campo magnético propio, ni es como la de la Tierra, que está rodeada por su propio campo magnético generado internamente. Es más bien un híbrido entre las dos".

La investigación fue presentada en una conferencia de prensa la semana pasada durante la 49ª reunión anual de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Americana en Provo, Utah, EE.UU.

El equipo descubrió que un proceso llamado "reconexión magnética" debe tener un papel importante en la creación de la cola magnética marciana, ya que, si se produce la reconexión, podría poner el giro en la cola.

"Nuestro modelo predijo que la reconexión magnética hará que la cola magnética marciana gire 45 grados respecto a lo esperado según la dirección del campo magnético transportado por el viento solar", dijo DiBraccio. "Cuando comparamos esas predicciones con datos de MAVEN sobre las direcciones de los campos magnéticos marcianos y del viento solar, vimos una alta concordancia".

Marte solo retiene, sobre ciertas regiones, trozos de lo que fue su campo magnético hace miles de millones de años. Según el nuevo trabajo, su magnetocola se forma cuando los campos magnéticos transportados por el viento solar chocan con los restos del de la superficie marciana en un proceso llamado reconexión magnética.

Si el campo de viento solar está orientado en la dirección opuesta a un campo en la superficie marciana, los dos campos se unen en la reconexión magnética.

Ello puede seguir erosionando lo que queda de atmósfera en el planeta, ya que esta tiene partículas cargadas eléctricamente (iones) que responden a fuerzas eléctricas y magnéticas y fluyen a lo largo de las líneas del campo magnético.

Como la magnetocola de Marte se forma al unir los campos magnéticos de la superficie con los campos de viento solar, los iones de la atmósfera superior marciana tienen un camino al espacio si fluyen hacia abajo por la cola magnética. Al igual que una banda de goma estirada que se ajusta repentinamente a una nueva forma, la reconexión magnética también libera energía, lo que podría impulsar activamente los iones en la atmósfera marciana hacia el espacio magnético.

Los campos magnéticos son invisibles, pero su dirección y fuerza se pueden medir con el instrumento magnetométrico en MAVEN, que el equipo utilizó para realizar las observaciones.

Los científicos planean examinar datos de otros instrumentos en MAVEN para ver si las partículas que escapan se asignan a las mismas regiones donde ven los campos magnéticos reconectados para confirmar que la reconexión está contribuyendo a la pérdida atmosférica marciana y determinar cuán importante es.
 

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.