Si un sismo de magnitud 9 volviera a sacudir EE.UU., Seattle sería la ciudad más afectada

Efectos de un terremoto de magnitud 6.8 en la costa noroeste de los Estados Unidos en 2001. /Wikimedia Commons

Geólogos de Estados Unidos simularon un poderoso terremoto de magnitud 9,0; como el que ocurrió en el año 1700 en la costa oeste del país y es bastante probable que vuelva a suceder. Resultó que en caso de que se repita un terremoto de este tipo podría provocar consecuencias extremadamente graves para las ciudades ubicadas cerca de la costa, en particular, Seattle, la ciudad más poblada del estado de Washington. Los resultados del estudio fueron presentados en la Conferencia de la Sociedad Geológica de EE. UU. en esta ciudad. La Universidad de Washington publicó un comunicado de prensa sobre los resultados del trabajo.

En el terremoto de 1700, la causa fue el movimiento de la placa Juan de Fuca en la zona de subducción Cascadia. Según los científicos, la frecuencia de tales eventos en esta región es de unos 500 años, por lo que un terremoto poderoso puede volver a ocurrir en el futuro cercano.

Esquema de la zona de posible actividad sísmica en la costa noroeste de América del Norte. /Wikimedia Commons

El grupo de geólogos realizó las simulaciones por computadora de terremotos causados ​​por el movimiento de la placa litosférica de Juan de Fuca. En su trabajo, los científicos examinaron 50 escenarios posibles que podrían conducir a un terremoto de magnitud 9. En el modelo, cambiaron las coordenadas del epicentro del terremoto y la longitud de la distribución de la falla formada en el interior del continente. Un parámetro determinante, que influye fuertemente en la propagación de la dinámica de fractura, es el valor del desplazamiento, la velocidad del estiramiento de la corteza terrestre, la ubicación de puntos singulares en la zona de subducción entre las placas, que interactúan con la falla de propagación y aumentan la intensidad de las oscilaciones.

Los resultados de la simulación mostraron que en caso de que se repita un terremoto similar al ocurrido en 1700, la zona costera y las ciudades ubicadas en la costa sufrirán más. Seattle es una de las ciudades donde es posible que las consecuencias sean más devastadoras. Es interesante notar que la ciudad sufrirá un mayor daño si el epicentro de actividad sísmica se ubica a unos 650 kilómetros al sur de Seattle. Pero si el epicentro se unica cerca de la ciudad, la falla se extenderá y las consecuencias serán menos significativas.

Según los científicos, en caso de que se repita el megaterremoto en la Cascadia, su duración será de unos 100 segundos, que es aproximadamente cuatro veces mayor que el terremoto de magnitud 6,8 ​​en 2001. Los autores del documento esperan que la determinación de los parámetros que son más importantes en la propagación de estos terremotos potentes ayude en el futuro a pronosticar tales eventos con mayor precisión.

Alexánder Dubov

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.