Ir en bicicleta al trabajo puede ayudarte a perder tanto peso como ir al gimnasio

Mark Ronson & The Business Intl. — The Bike Song

Columbia 2010

Los viajes diarios en bicicleta al trabajo ayudan a perder tanto peso como un entrenamiento intensivo en el gimnasio. A este conclusión llegaron científicos daneses que siguieron los cambios en el peso corporal de 130 daneses durante seis meses. El artículo está publicado en el International Journal of Obesity.

Científicos de la Universidad de Copenhague probaron la efectividad de varios tipos de actividad física en la pérdida de peso entre 130 daneses con sobrepeso, que no llevan un estilo de vida activo. Los investigadores dividieron a los participantes en cuatro grupos y les recetaron varios ejercicios:

-ejercicios físicos intensivos cinco veces por semana: 38 personas;

-ejercicios físicos de intensidad media cinco veces por semana: 39 personas;

-ciclismo dos veces al día hacia el trabajo y desde el trabajo: 35 personas.

El cuarto grupo (18 personas) fue un grupo de control: los participantes no cambiaron su estilo de vida inactivo. La actividad de los participantes fue registrada con la ayuda de pulseras, y su peso y contenido de grasa en el cuerpo se midieron después de tres y seis meses del inicio del experimento.

Los investigadores descubrieron que después de tres meses de uso activo de la bicicleta, los participantes del estudio perdieron (en comparación con los participantes en el grupo de control) una media de 3,6 kilogramos de masa grasa, mientras que los participantes que siguieron una actividad física intensa perdieron 3,4 kilogramos. Las personas que participaron en ejercicios de intensidad moderada perdieron 2.2 kg de masa grasa. Los indicadores de pérdida de peso después de seis meses desde el comienzo del estudio, revelaron una pérdida de masa grasa de 4,2 kg en los ciclistas y 4,5 kg en personas que realizan actividad física intensa. La intensidad promedio de ejercicio no fue tan efectiva: los participantes de este grupo perdieron, en promedio, 2,6 kg de grasa en seis meses.

Los autores concluyen que usar bicicleta (o caminar) en lugar de usar transporte público o privado cuando se va al trabajo es una buena alternativa al estrés físico en el gimnasio, que muestra prácticamente la misma eficiencia.

Elizabeth Ivtushok

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.