Este año estará entre los tres más calientes en la historia de las observaciones

La temperatura global promedio en la Tierra en 2017, a pesar de una ligera disminución en relación con los dos años anteriores, todavía está muy por encima del nivel promedio de 1981-2012 y, según las previsiones de los científicos, estará entre las tres más altas en el registro histórico de observaciones. Así lo informa la Organización Meteorológica Mundial.

Las mediciones realizadas entre enero y septiembre de 2017 mostraron que la temperatura promedio de este año es, aproximadamente, 0,47 grados más alta que el nivel promedio de 1981-2010, y está a 1,1 grados por encima del nivel preindustrial. Según los climatólogos, este año, muy probablemente, seguirá siendo uno de los tres (junto con 2015 y 2016) años más calurosos en la historia de la observación y el año más caluroso en el que no se observó El Niño.

Además de los datos sobre los cambios de temperatura, los climatólogos también informaron sobre la dinámica de otros índices climáticos. La cantidad global de precipitaciones estuvo cerca del nivel promedio de 1981-2010. En América Central y del Sur, el promedio de precipitación fue superior a la media, lo que alivió el impacto de la sequía asociada con El Niño del año pasado (en algunas zonas incluso se batió el récord del nivel de precipitaciones), y en Europa y Asia (a excepción de algunas áreas) el nivel de precipitación, por el contrario, estuvo por debajo del promedio.

El nivel medio del mar, durante la primera mitad del año, se mantuvo aproximadamente constante, lo que está directamente relacionado con el cese de El Niño. Sin embargo, las observaciones actuales muestran que en la segunda mitad del año el nivel del mar puede comenzar a crecer nuevamente.

El volumen promedio de hielo ártico y antártico en 2017 también fue significativamente menor que el promedio. Si durante el otoño el nivel de hielo disminuyó bastante rápidamente, en invierno, la velocidad del deshielo disminuyó ligeramente debido a la formación de regiones estables de baja presión. Al mismo tiempo, a pesar del hecho de que, debido a la fuerte nevada la masa de hielo en la capa de hielo de Groenlandia aumentó en 40 mil millones de toneladas este año, este crecimiento fue bastante menor en comparación con la tendencia general de los últimos años (desde 2000 la masa disminuyó en más de 3.500 mil millones de toneladas).

Alexánder Dubov

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.